Miles de Migrantes Varados en Tapachula por Burocratismo de la COMAR

242
Miles de Migrantes Varados en Tapachula por Burocratismo de la COMAR

Tapachula, Chiapas; 29 de Agosto de 2020.- La Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) es demasiada lenta en su accionar, ya que los migrantes que acuden a la oficina, que ese organismo tiene en Tapachula, tardan hasta ocho meses en resolverles sus trámites.
Roberto Martínez, de nacionalidad salvadoreña, comentó que él ya cuenta con los documentos que necesitaba, pero aun así la Comar lo hizo esperar muchos meses, y todo ese tiempo estuvo dando muchas vueltas.
El entrevistado manifestó que, en su país, hay mucha violencia y desempleo. Por eso es que sus paisanos salen en busca de mejores condiciones, pero llegan a México y se encuentran con la morosidad de la Comar.
Entre sus paisanos y otros centroamericanos que han metido papeles a dicha agencia, luego del proceso resulta que no fueron aceptados, señaló.
Muchos de sus connacionales y demás centroamericanos sufren porque, mientras esperan sus documentos, algunos andan en la calle, no tienen dónde dormir y ni para comer; otros logran encontrar algún trabajo pero por lo mismo, por su condición ilegal, les pagan bajos salarios.
Por último, dijo que la idea es continuar hacia Estados Unidos, “pero está fregado pasar para allá. Mientras, nos quedamos en Tapachula a esperar una mejor oportunidad para continuar nuestro viaje”.
Por su parte, organizaciones civiles han señalado alrededor de 70 mil migrantes los que quedaron varados en Tapachula con la promesa de su regularización, trabajo y otros apoyos gubernamentales.
Estos deambulan en las calles sin protección sanitaria alguna; se apoderan de los espacios públicos en donde hacen sus necesidades fisiológicas y tiran basura; además de que se emborrachan a plena luz del día y quedan tirados completamente alcoholizados en las banquetas.
En los últimos meses, el número de centroamericanos que participan en todo tipo de delitos, como asaltos, robos y asesinatos, ha ido incrementando alarmantemente.
Los operativos del Grupo Antipandillas ha permitido la detención en Tapachula y municipios aledaños de muchos delincuentes centroamericanos que eran buscados en sus países de origen por delitos graves, incluso por terrorismo, extorsión, secuestro, narcotráfico y multihomicidio.
Se desconoce cuáles han sido los motivos para que la aún Delegada del Instituto Nacional de Migración (INM) no realice operativos en contra de todos esos indocumentados, tal y como lo establece la ley.
Se teme, desde el año pasado, que varias enfermedades ya erradicadas en México, como el sarampión, llegaron nuevamente por medio de los flujos ilegales de personas.
La desobediencia de los migrantes a acatar las medidas sanitarias por la contingencia del Covid-19, los vuelve vulnerables a convertirse en un foco de infección. Para ejemplo, el cadáver de un haitiano fue tirado a la calle la semana pasada al norte de la ciudad, supuestamente a consecuencia de Coronavirus.
Los vecinos de ese sector señalan que ya hubo ahí mismo otro caso parecido, además de un incremento en el número de contagios.
Por si fuera poco, miles de migrantes se han posesionado también del comercio informal de mercancías de dudosa calidad y procedencia, sin que nadie les diga nada. EL ORBE / Nelson Bautista