Desertan 800 Integrantes de la Caravana Migrante

131
Desertan 800 Integrantes de la Caravana Migrante

* INM les dio Tarjeta de Visitante por Razones Humanitarias.

Juchitán de Zaragoza, Oax., 10 de noviembre 10 (EL UNIVERSAL.- Al menos 800 personas migrantes de varias nacionalidades que conformaban la caravana que atraviesa el territorio oaxaqueño desertaron, al tiempo que aceptaron las tarjetas de visitante por razones humanitarias y, en algunos casos, de Residente Permanente que les otorgó el Instituto Nacional de Migración (INM).
Los migrantes comenzaron abandonar la caravana después de pisar territorio oaxaqueño, cansados por las largas caminatas de hasta 20 kilómetros por día, lo que mermó la salud de los integrantes más vulnerables.
Niñas, niños y adolescentes, así como mujeres embarazadas, personas con alguna enfermedad o discapacidad recibieron una respuesta positiva de refugio de parte del INM, mismo que solicitaron desde Tapachula, Chiapas.
Las personas que partieron de Chiapas el 23 de octubre, cansados de esperar las tarjetas que les prometieron, se dirigían en caravana hacia la Ciudad de México para solucionar su estatus migratorio.
No obstante, días después el INM informó que otorgaría las tarjetas de visitante por razones humanitarias a los integrantes de la caravana que decidieran acercarse de manera voluntaria, además de que serían trasladados a albergues de puerta abierta.
Por ello, muchos de ellos se acercaron a la garita del INM en San Pedro Tapanatepec, Oaxaca, para aceptar el ofrecimiento, por lo que fueron trasladados en autobuses hasta las oficinas de la INM en los estados de Puebla, Veracruz, Oaxaca, Morelos, Hidalgo y Guerrero.
El INM lanzó el llamado a las y los aproximadamente mil migrantes de diferentes nacionalidades que aún integran la caravana, que ahora se encuentran en Zanatepec, para que se acerquen al personal de Grupos Beta del instituto y soliciten apoyo para obtener la tarjeta de visitante por razones humanitarias en alguna de las entidades.
Por su parte Irineo Mujica, presidente de la organización Pueblos Unidos Migrantes, aseguró en Tapanatepec, Oaxaca, que la deserción es muy poca a comparación de los cientos de nuevos migrantes que se suman en el camino y que el número que conforman el contingente no disminuye.
Además criticó el ofrecimiento que realiza el gobierno federal de las tarjetas temporales porque no tienen validez en todo el país, sino en limitados espacios geográficos de México. Con esto, afirmó, el gobierno tiene como fin la intención de perseguirlos y deportarlos.
Recordó que las visas no son para todos, sino para casos especiales que incluyen mujeres y niños, que representan la mitad del contingente y son un sector muy vulnerable.