Desalojan Protesta del CETMAR Con el Uso de la Fuerza Pública

305
Desalojan Protesta del CETMAR Con el Uso de la Fuerza Pública
Desalojan Protesta del CETMAR Con el Uso de la Fuerza Pública

*Carretera a Puerto Madero.

Tapachula, Chiapas; 14 de Marzo.- Ante el fracaso de las autoridades en Tapachula para atender un problema escolar que había derivado en un bloqueo en la carretera que une a la cabecera municipal con Puerto Chiapas, este jueves se utilizó la fuerza pública para desalojar a los manifestantes.
Las acciones provocaron opiniones encontradas en la sociedad, luego de que muchos aplaudieran el hecho de que se restableciera la comunicación terrestre y con ello miles pudieran ir a sus fuentes de trabajo, escuelas y otras actividades, además de que volvió la vida económica de esa región.
Sin embargo, varios sectores de la población lamentaron que los funcionarios públicos que tienen la responsabilidad de atender las demandas de la sociedad a través de mesas de trabajo o de diálogo, en lugar de ello aplicaran la “ley del garrote”.
Independientemente de que tengan o no razón los manifestantes, durante alrededor de un mes hicieron pública su inconformidad por supuestas anomalías en el Centro de Estudios Tecnológicos del Mar (Cetmar) No. 24, con sede en de Puerto Madero.
El punto medular de su pliego petitorio es la reinstalación de 19 maestros que fueron separados del cargo, presuntamente por no haber cumplido algún punto de lo establecido en la Reforma Educativa.
Así también, exigir la destitución del director de esa institución educativa, Jaime Suriano Pérez, a quien el Comité de Padres de Familia acusa de nepotismo, abuso de autoridad y maltrato.
También señalan que, a más de un año de haber tomado posesión, Suriano no ha querido rendir cuentas de los recursos de la escuela, que calculan podrían ascender a medio millón de Pesos.
Esas diferencias llevaron a que, hace ya un mes, los padres de familia tomaran las instalaciones para pedir a las autoridades que atendieran la problemática. Mientras, muchos alumnos tomaban clases en el parque de esa comunidad y en otros espacios públicos.
Luego pasaron los días y no hubo solución. Por ello, dijeron, se vieron en la necesidad de instalar un bloqueo carretero a la altura de la comunidad “Cuatro Milpas”, desde la mañana de este miércoles y esperar respuestas a sus peticiones.
En lugar de eso, en la mañana de este jueves, decenas de policías antimotines de diversas corporaciones policiacas arribaron al lugar y los desalojaron.
Por parte del Ayuntamiento que aún encabeza el alcalde, Oscar Gurría Penagos, arribaron alrededor de cien elementos en diez patrullas, encabezados por el todavía secretario de Seguridad Pública Municipal, Pedro Enoc García Palazuelos.
Una vez que fueron desalojados, les dijeron a los manifestantes que podían acudir a la Unidad Administrativa, al sur de la ciudad, en donde se abriría, por fin, una mesa de diálogo.
En contraparte, los representantes de diversos sectores productivos de la región enviaron una misiva a la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, para que se garantice el estado de derecho de miles de habitantes de Puerto Madero y las comunidades aledañas, que literalmente quedaron incomunicadas.
De acuerdo al empresario, Sergio Ruiz Gómez, en voz de los introductores de mariscos, señaló que el bloqueo originó que se paralizara, una vez más, los cargamentos de exportación y de suministro nacional que salen de todas las empresas instaladas en esa zona.
Además, el suministro de combustible desde la Terminal de Abastecimiento y Reparto de Puerto Chiapas, también fue suspendido luego de que las pipas quedaron varadas en la carretera.
Cada vez que se les ocurre tapar la carretera, hay pérdidas valuadas en varios millones de Pesos, que ya no se pueden recuperar, dijo.
Recordó que la legislación local pasada hizo reformas que se le denominaron “ley antibloqueo”, que buscaba precisamente evitar que las carreteras fueran cerradas por cualquier motivo, pero no se han aplicado.
Luego del desalojo, los cientos de unidades del transporte de carga y pasaje, así como de particulares que esperaban estacionados a lo largo de la carretera que se solucionara el conflicto, pudieron transitar libremente. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello