Cáncer Cérvicouterino, Segunda Causa de Muerte en Mujeres de México

848
Cáncer Cérvicouterino, Segunda Causa de Muerte en Mujeres de México

Tapachula, Chiapas; 24 de Mayo.- Los Estados del Sureste mexicano son los que mayor porcentaje de mortalidad tienen a causa del cáncer cérvicouterino, ya que a pesar de existir un método de prevención a través de la vacuna, este sector de la población aún mantiene la apatía por realizarse los exámenes de manera oportuna.
La Investigadora y Doctora en Ciencias, de la Universidad de Guerrero, Berenice Illades Aguiar, dio a conocer que, en México, el cáncer cérvicouterino es la segunda causa de muerte en mujeres en edad reproductiva, y muchas veces es considerado como un problema social, ya que está asociado al sector con extrema pobreza, donde es muy difícil el acceso a los servicios de salud
Este cáncer es una infección provocado por el virus del Papiloma Humano, que se transmite sexualmente, y a pesar de ser la patología cancerígena más prevenible, el número de personas fallecidas a consecuencia de la enfermedad es alarmante.
Según la Secretaría de Salud a nivel federal, anualmente se estima una ocurrencia de 13 mil 960 casos en mujeres, con una incidencia de 23.3 casos por 100 mil mujeres, y a diario fallecen entre 11 y 13 mujeres a causa de esta enfermedad.
En el grupo específico de mujeres de 25 años y más, se registraron 3 mil 771 defunciones en mujeres en el 2018, con una tasa cruda de 11.3 defunciones por 100,000 mujeres y un promedio de edad a la defunción de 59.03 años. Las entidades con mayor mortalidad por cáncer de cuello uterino son: Morelos (18.6), Chiapas (17.2) y Veracruz (16.4).
Es necesario que las mujeres se realicen los estudios preventivos, como el Papanicolaou, antes de que la enfermedad se convierta en cáncer, que es una etapa temprana donde a través de un tratamiento adecuado, la paciente puede salvar su vida, dijo.
La falta de educación y la pobreza son condicionantes de esta patología, sobre todo porque las mujeres en estas condiciones difícilmente acuden de manera oportuna a realizarse sus estudios preventivos, y cuando acuden muchas veces ya la enfermedad está muy avanzada.
De mil mujeres que pueden estar contagiadas con el virus del Papiloma Humano, dos pueden desarrollar cáncer, sostuvo, demostrando que hay una tasa importante de prevalencia, de ahí la importancia de que las mujeres en edad reproductiva puedan acudir de manera periódica a revisión médica.
Finalmente mencionó que no todas las mujeres contagiadas con el virus llegan a desarrollar cáncer, pero sí aquellas entre los 15 a 45 años, que es la edad de la vida sexual activa, por ello invitó a las mujeres a realizarse el Papanicolau y otros estudios preventivos. EL ORBE/Marvin Bautista