Compra China y EEUU Toda la Producción Del Mangostán de la Región Soconusco

446
Compra China y EEUU Toda la Producción Del Mangostán de la Región Soconusco

Tapachula, Chiapas; 15 de febrero del 2021.- La región del Soconusco se ha consolidado como una de las principales proveedoras de fruta en el mundo, sobre todo por su calidad, sabor, textura y sus propiedades particulares, al grado de que las cosechas o sus derivados procesados están siendo adquiridos en su totalidad, al grado de que, en varios de los casos, no quedan ni para el consumo local.
El mango Ataulfo y el banano son literalmente acaparados por los mercados en los Estados Unidos. Cada semana, un barco con miles de toneladas de esa fruta parte desde Puerto Chiapas y ya es esperada para cubrir la demanda de los norteamericanos.
El rambután del Soconusco, por su parte, ha logrado vencer a sus competidores asiáticos y se ha ubicado en la principal preferencia de varios países, sobre todo los nipones, aunque Estados Unidos busca siempre quedarse con toda la producción de los municipios de la Frontera Sur.
El café orgánico y el cacao criollo no se quedan atrás. Ambos están en la disputa de los compradores en gran parte del mundo, en especial alemanes, franceses, holandeses, españoles y norteamericanos.
El Cacao Real del Xoconusco, por ejemplo, sirve de base para la elaboración de unos finísimos chocolates que se consumen en el Vaticano, así como por la realeza española e inglesa, así como para varias distinguidas cadenas de restaurantes.
Ahora, luego de poco más de una década de esfuerzos de un grupo de productores, el mangostán de la frontera sur de Chiapas sigue esos pasos, al grado que la producción actual, que aún no se define de cuánto será, ya fue comprada con anticipación por China y los Estados Unidos, la gran mayoría para fines medicinales.
Alfredo López García, presidente de la Asociación Agrícola de Productores de Rambután en Chiapas, dijo en entrevista parea el rotativo EL ORBE que, en el caso del rambután y de otros cultivos del Soconusco, no están recibiendo ni un solo poyo de parte del gobierno, “porque siguen las mismas prácticas de corrupción”.
El mangostán que produce esa región de Chiapas, dijo, se está enviando en exportación al extranjero y que para los mercados nacionales resulta una fruta cara, y tampoco hay disponible.
Calculó que, ante la magnitud de la demanda, en unos cinco años tendrá que duplicarse la producción y buscar tener más superficies sembradas con esos árboles, que requieren de al menos ocho años para empezar a dar sus primeros frutos y eso la hace una opción muy difícil para los campesinos. EL ORBE / M. Cancino