Morena Propone Esquema de Apoyo a Empresas y Sectores Vulnerables

385
Morena Propone Esquema de Apoyo a Empresas y Sectores Vulnerables

* Para Contrarrestar Efectos Económicos de la Pandemia.

El dirigente provisional de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar, propuso un esquema para superar los estragos económicos y sociales que dejará el coronavirus Covid-19, mismo que incluye apoyos a las empresas con suspensión de algunas de sus responsabilidades y devolución de impuestos, para evitar su cierre y con ello pérdida de la planta productiva.
Esta medida se acompañaría con apoyos en efectivo a trabajadores no asalariados o que han perdido su empleo, y fortalecimiento a programas sociales que implican entrega de dinero a los sectores vulnerables.
En su propuesta de Acuerdo de Unidad y Solidaridad Nacional, Ramírez Cuéllar admitió que es necesario apoyar a las empresas, para mantener los empleos, pues según estimaciones del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), para enfrentar la crisis se requerirán recursos superiores a los incluidos en el Presupuesto 2020 por 16 mil millones de pesos, es decir, 0.06% del PIB.
“La magnitud de los recursos financieros para enfrentar los estragos sociales y productivos que provocará la crisis, son inmensamente mayores que los montos establecidos en el gasto programado para 2020”, reconoció.
Por eso propuso la suspensión de las aportaciones obrero patronales por tres meses, siempre que no haya ningún despido en la empresa que se adhiera a esa medida.
Para el gobierno la caída de esos ingresos representaría 168 mil 097 millones de pesos (0.64 % del Producto Interno Bruto, PIB) y el gobierno tendría que absorber esa falta de ingresos.
Planteó asimismo la “devolución acelerada del IVA” a las empresas, con el fin de que tengan liquidez. Esto podría representar 553 mil 981 millones de pesos, cifra de 2019, según la Secretaría de Hacienda, pero se trata de un proceso anual que ya se encuentra contemplado, por lo que no implicaría una carga extra al gobierno.
La tercera medida con respecto a la reactivación de las empresas es agilizar el pago a proveedores del gobierno y que éste acelere las compras públicas, con el fin de que la iniciativa privada pueda participar en los procesos, pero esto requiere el compromiso de los 3 órdenes de gobierno.
El impacto de esto en el presupuesto será mínimo pues solo se trata de adelantar los procesos de compra y adquisiciones públicas, expuso.
Otra medida propuesta es agilizar y flexibilizar los créditos de la banca de desarrollo para movilizar recursos contingentes y evitar quiebras de las empresas de todos tamaños.
Pero en todos los casos los apoyos deberán estar condicionados a que las empresas no despidan a sus trabajadores.
“De esta forma estas dos acciones, funcionan en dos canales, apoyando al sector empresarial y protegiendo el ingreso de los trabajadores formales”.
Ramírez insistió en medidas de austeridad en el Congreso General, los 32 congresos estatales y los partidos políticos nacionales, para generar una bolsa de al menos 2 mil millones de pesos.
El destino de éstos serían los programas sociales. Por eso planteó dar un apoyo por tres meses de mil 500 pesos a desempleado so quienes hayan perdido su fuente de empleo o no tengan uno, con costo presupuestal de de 396 mil 700 millones de pesos, 1.5% del PIB, o de 0.6% del PIB si se focalizar la transferencia a la población en situación de pobreza.
También ampliar programas sociales que implican transferencias en efectivo, con costo presupuestal de entre el 1.2% y 0.9% del PIB si se considera a los mayores de 18 años, y ampliar un programa de empleo, particularmente en zonas rurales. SUN