México Busca Financiamiento Para Crear Vacuna Contra el Coronavirus

233
México Busca Financiamiento Para Crear Vacuna Contra el Coronavirus

* Presentará 4 Proyectos a la OMS.

Ciudad de México, 12 de junio.-Cuatro son los proyectos que México presentará el próximo 30 de junio ante la Coalición para las Innovaciones de Preparación para Epidemias (CEPI, por sus siglas en inglés) con el objetivo de competir a nivel internacional para obtener uno de los tres financiamientos que esa institución de la Organización Mundial de la Salud (OMS) destinará para la elaboración de una vacuna contra el Covid-19 y que se sumarán a los nueve proyectos que ya ha seleccionado y que están trabajando.
El primero de los proyectos está encabezado por la doctora Laura Palomares, del Instituto de Biotecnología de la UNAM; el segundo lo encabeza la empresa Avimex —que tiene mucha experiencia en vacunas veterinarias— y trabaja en colaboración con investigadores del Instituto Mexicano del Seguro Social y de la UNAM; el tercer proyecto lo lidera la Universidad de Querétaro; y el cuarto tiene a la cabeza a la Universidad de Baja California y al Tecnológico de Monterrey, sin embargo todos suman investigadores de otras instituciones y apoyos de empresas farmacéuticas con capital mexicano.
La doctora Esther Orozco, coordinadora del grupo técnico-científico, que impulsa la Secretaría de Relaciones Exteriores, a través de la subsecretaría para Asuntos Multilaterales y de Derechos Humanos, aseguró que es una gran oportunidad para la ciencia y la tecnología mexicana, pues se pondrá a prueba en una competencia internacional, y eso ya representa un triunfo ya que en nuestro país hay gran talento científico.
«México probablemente tenga dificultades para competir y alcanzar el primer lugar, es decir para que seamos nosotros quienes saquemos la vacuna, desde luego no lo descartamos, pero la realidad está muy clara en el trabajo que estamos haciendo», afirma Orozco, quien tiene toda la certeza de que México va a hacer un muy buen papel.
«Vamos a mandar estos cuatro proyectos y aun cuando no los aprobaran, creo que uno o dos de ellos tienen posibilidades, incluso los cuatro; va a ser una experiencia muy importante para la tecnología y la innovación en México. Es una competencia internacional, es un comité y un organismos internacional, la competencia es dura pero tenemos mucha confianza de que los mexicanos tenemos proyectos sólidos», afirma la doctora Orozco.
La investigadora emérita del Centro de Investigación y Estudios Avanzados (Cinvestav) dice que un grupo de 15 investigadores mexicanos de altísimo nivel que ella coordina y que se encargó de reunir son quienes han estado analizado varios proyectos y de entre esos han visto estos cuatro. «En este Comité los hemos analizado, criticado, hemos dicho esto sí, esto no, y tenemos mucha confianza en que son proyectos sólidos, que tienen nivel para competir. Sin duda alguna».
El pasado 4 de mayo, el canciller Marcelo Ebrard firmó el convenio de colaboración con la primera ministra de Noruega, Erna Solberg, para su participación en la CEPI, organismo internacional que fue creado en 2017 con la misión de acelerar el desarrollo de vacunas contra enfermedades emergentes infecciosas, sus primeros trabajos los ha hecho en vacunas del MERS y el ébola.
Hasta la fecha, la CEPI apoya ya nueve proyectos de vacunas en el mundo, y México podría obtener uno de los tres financiamientos que promueve. Esther Orozco asegura que el objetivo de este Comité en el que colaboran 15 científicos de distintas instituciones, incluso farmacéuticas y fundaciones, se trata de conjuntar a diferentes instituciones y varios proyectos para ver cómo los pueden embonar en un proyecto fuerte que le permita a México dar respuesta a problemas de salud.
«México tiene que ir aprendiendo a resolver sus problemas desde adentro, no esperar que venga la vacuna de Francia o de Estados Unidos o de la India y que nos manden lo que a ellos les queda una vez que resuelven su propio problema, nosotros tenemos que aprender a resolver nuestros problemas y a aprender a resolverlos por medio de la ciencia y la tecnología, no hay otro camino», concluye Orozco. Sun