ALFIL NEGRO

1131
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

 

Porque nuestra lucha no es contra carne y sangre, sino contra el mundo de tinieblas y las potestades del mal (Efesios 6:12)

Guerra Espiritual
Oscar D. Ballinas Lezama

La humanidad sigue sin encontrar el camino correcto que lo conduzca a vivir una vida en paz, en armonía y con amor; por el contrario, fomenta las guerras, la violencia y el desamor, lo que está conduciendo a todas las sociedades de este planeta al final de los tiempos, que escrito está en las profecías que mucha gente se niega a escuchar, ver y entender.
Vivimos al filo de una tercera guerra mundial, cuyas primeras confrontaciones ya se están dando en el Medio Oriente con la presencia del belicoso país de Norteamérica, entre ellos Estados Unidos, considerada una de las potencias nucleares del planeta, que constituye la más grande amenaza para la paz del mundo.
Por otro lado, Israel sigue bombardeando a los sirios y con ello echando más leña al fuego para fomentar la crisis que sufren los países árabes; por si fuera poco, Inglaterra invadió ya parte de Yugoslavia, donde sin misericordia alguna ha destruido hospitales, fábricas, escuelas, puentes, estaciones de abastecimientos de combustibles y edificios del Gobierno.
Francia, por su parte, también ha regado sangre en Argelia; Alemania en Ucrania; Corea del Norte confronta la del Sur y quiere ponerse ‘al tú por tú’ contra los Estados Unidos, amenazado a los ‘gringos’ liderados por ‘el loco Trump’, que si le siguen ‘rascando la panza al tigre’, desatarán una guerra nuclear para no dejar piedra sobre piedra en Norteamérica.
Actualmente son 22 países que se encuentran en guerra constante desde hace varios años, participando en ellas aproximadamente unos 300 mil niños como soldados, según la UNICEF; sin embargo, las naciones que ya hacen raund de sombra para la tercera guerra mundial, son Estados Unidos, Rusia, China, Siria, Irán y Corea del Norte.
Los expertos argumentan que las principales causas que empujan a iniciar las confrontaciones bélicas en el mundo, han sido la ambición por el dinero y el poder: la pérdida de los valores morales ha partido en mil pedazos a las sociedades mundiales, que hoy se disputan como buitres las pocas o muchas riquezas que puedan tener las naciones más débiles militarmente.
Los cuatro jinetes del apocalipsis tienen ya varios años cabalgando sobre sus poderosos caballos en la Tierra; el caballo blanco que representa el rey de reyes y señor de señores; el rojo como el fuego, que quita la paz de la Tierra; atrás el caballo negro como la noche, llevando cuyo jinete lleva una balanza en la mano, con su mensaje proclamando la escasez de alimentos; y el cuarto caballo es pálido, presagia enfermedades y muertes por diversas causas, su jinete es la propia muerte. (escrito está en el libro de revelaciones 6:1-8).
“Son tiempos de dolores; ya vendrá la verdadera tribulación; la necedad del hombre es muy grande y bíblicamente hablando, no cambiará; por eso, tiene que haber una reforma humana, porque quien hará la elección de quiénes vivirán o morirán por siempre, será Jesucristo”, dijo a EL ORBE el pastor Gilberto López Ariana, de la iglesia cristiana “En el amor de Dios”.
Por su parte, el pastor César Adán Piedrasanta, miembro de la Convención de Iglesias Bautistas de Guatemala, también habló en exclusiva para este matutino y explicó, que el egoísmo personal del ser humano ha sido lo que ha empujado el deseo de poder sobre los pueblos, porque el corazón del hombre es engañoso, más que todas las cosas.
Piedrasanta mencionó que los problemas de las naciones de este planeta no radican en sus estructuras políticas, ni siquiera en la Constitución de cada país, sino en el corazón de cada persona donde debe establecerse un cambio radical, mientras eso no suceda el mundo tampoco cambiará.
Añadió que los guatemaltecos tienen ahora la bendición de tener como presidente de la República a Jimmy Morales, quien desde su cuna es cristiano, por lo que el pueblo chapín espera de él una respuesta adecuada porque es un hombre con el conocimiento de la palabra de Dios, ”El pueblo en Guatemala tiene puesto los ojos en nuestro actual presidente, consideramos que por sus conocimientos bíblicos no le va a fallar a su país”, apuntó.
EL ORBE. -¿Hay diferencia en la aplicación de la justicia en Guatemala y otros países como México?
Piedrasanta. -En el terreno de hacerle cuentas a los gobernantes, no es de ahora, nos llegó desde hace unos diez años por la intervención de la Organización de los Estados Americanos a través de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), por ello se ha logrado encarcelar a un Expresidente de la República, una Vicepresidenta, varios Jueces y Diputados y otros miembros del gobierno acusados de presuntas corruptelas.
EL ORBE. -Entonces, ¿Dios no ha tenido que ver en esa limpia que se está haciendo dentro de las filas gubernamentales chapinas?
Piedrasanta. -Puedo estar seguro que sí, durante muchos años los cristianos hemos estado orando porque haya un cambio en nuestras autoridades, no influyendo directamente para que la iglesia se levante en protestas contra el Gobierno, porque nosotros somos respetuosos de nuestras autoridades, pero sabemos del poder de la oración y que Dios responde a ella.
Es un país donde el 47 por ciento de sus habitantes se han convertido a Cristo; Guatemala es el lugar de donde va salir la luz para las demás naciones, Dios nos está respondiendo porque esa es su promesa; todos necesitamos de él y deberíamos orar para lograr ese cambio en el corazón del hombre, quien debe entender que esta guerra no es contra carne y sangre, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de la maldad en las regiones celestes, -puntualizó el pastor.