ALFIL NEGRO

964
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Ciudadanía Indefensa
Oscar D. Ballinas Lezama

“Estamos indefensos en Tapachula ante la inseguridad que vive nuestra ciudad, es necesario que el alcalde Neftalí Del Toro pongan más empeño en darle protección a la ciudadanía, que está a merced de la delincuencia “, dijo exdiputado federal por Chiapas.
El también exlegislador local en esta entidad, manifestó que el hampa le está ganando la batalla a los de la ley, ignorándose si es por falta de presupuesto, estrategias policiacas, relaciones políticas y públicas al no plantearse debidamente el problema ante la Secretaría de Gobernación; el asunto es que la inseguridad en el Soconusco, sobre todo en ciudades como Tapachula y Suchiate, se ha convertido en un problema de seguridad nacional.
La presencia de los Maras, la construcción y funcionamiento del Cefereso para reos de alta peligrosidad en Villa Comaltitlán, la falta de empleos, el aumento de los antros de vicio, la falta de agentes policiacos debidamente preparados, armados y pagados, pueden ser algunos de los elementos que están provocando que en esta zona de la costa chiapaneca, aumenten los secuestros, asesinatos, robos a casa habitación y asaltos a mano armada, explicó el entrevistado
Para nadie es secreto que en Tapachula y los municipios aledaños, ni Tránsito del Estado, como tampoco a los de la Gendarmería se les ve haciendo su labor de vigilancia en las calles; la Policía Estatal y la Municipal brillan por su ausencia, mientras que a los federales sólo se les ve acechando a automovilistas en las carreteras para infraccionarlos.
“El mando único no ha dado buenos resultados, al menos aquí en los municipios del Soconusco, donde la delincuencia ha sentado sus reales, ‘el sol no se puede tapar con un dedo’, las bandas criminales están más organizadas que el Gobierno; los delitos están a la orden del día, es urgente que la autoridad municipal y las Secretarías responsables de la seguridad en Chiapas tomen cartas en el asunto para buscar soluciones, no culpables para terminar echándose la bolita”, argumentó.
Mencionó que de nada sirvió la visita que hizo hace pocas semanas el Secretario de Gobernación a Chiapas, donde debió aprovecharse para decirle la verdad del problema en el Soconusco; la gente ha empezado a desesperarse al no ver una reacción positiva de las corporaciones policiacas, las que han sido rebasadas por la delincuencia.
“Ante la incapacidad policiaca, la ciudadanía empieza a organizar su propia defensa, lo que podría generar justicia por propia mano, si el ciudadano no encuentra quien lo defienda, ni siquiera el ‘chapulín colorado’, porque ya se murió, expresó.
Finalmente, afirmó que en la línea divisoria entre Guatemala y Chiapas no hay frontera, porque por esta zona pasa medio mundo y entre los migrantes vienen muchos delincuentes que aprovechan la puerta de par en par y la protección que se les brinda con nuestras leyes; por si fuera poco, también tienen el apoyo de las comisiones de derechos humanos, mientras que a nuestros connacionales no se les defiende de esa lacra que atenta, no solo contra nuestra economía ganada durante años con el sudor de nuestra frente, sino en contra de nuestra propia vida, somos ‘candil de la calle, oscuridad de nuestra casa”.
Los miembros de organismos como la Canaco, Canacintra, Coparmex, entre otros, han sido de los más golpeados por la delincuencia, sin embargo, hasta ahora han permanecido apáticos y no exigen a las autoridades municipales manden suficientes policías preparados para hacer una limpia de los malandracos, como se hizo hace varios años cuando aparecieron los maras en esta región. Es necesaria también la intervención de los Senadores y Diputados ante el Secretario de Gobernación y el mismo Presidente de la República, partiendo de la premisa que con la vida no se juega.