Polígrafo Político

507
Polígrafo Político
Polígrafo Político

Darinel Zacarías

¡Plan Alterno se Cocina en la Aguacatera Infernal!

“El flautista de Hamelin, sacó un ratón de su bombín (…) maldita ley del embudo. El hombre bala se enfada, su pólvora está empapada”.
Joaquín Sabina

Primero fueron los parlamentarios locales en hacer su pronunciamiento. Luego vendría la intensiva Asamblea por la Dignidad de Chiapas, donde la capitaneó el Jaguar Negro.
Los alcaldes de extracción esmerada, hicieron lo suyo con una epístola. Cierra la ciudadanía exigiendo no dar cabida a manoseos e imposiciones.
El revés al proceso de selección del candidato a Chiapas al inicio encauzada por los rojos y verdes, puso en jaque a los del PRI y dio esperanza a la militancia del PVEM.
Para nadie es novedad que, de lo que carece el PRI en Chiapas es, de unidad. Roberto Albores Gleason y su familia, a su paso por este instituto político, se dedicaron a pugnar con las huestes de la vieja guardia.
Albores, el “Diablito”, estropeó, soterró y fragmentó las bases del priismo chiapaneco. Le faltó temple, capacidad y agudeza para regentar el timón.
Los niveles grotescos de táctica que utilizó siempre fueron de ojeriza, arrebato, coacción. Para él siempre es de mayor valor el encono y la inquina. El poder, sobre la razón.
A la Coalición Todos por Chiapas, se sumaron los institutos Mover a Chiapas, Chiapas Unido y Partido Nueva Alianza. El método acordado fue, proceso interno, para elegir al investido, al gallo, al candidato.
En el acuerdo rubricado por los actores de cada instituto, se plasmaron las cláusulas del juego: primero, consulta abierta. Que el proceso sea garante de la transparencia y la democracia a través del IEPC.
Seguido, que exista una representación jurídica a través del órgano de gobierno que permita tomar los acuerdos relativos al proceso (dirigentes de cada instituto político).
Quienes conforman la Coalición ¡Todos por Chiapas! estuvieron de acuerdo en respetar las reglar del proceso y que sea un mecanismo donde no impere el centralismo ni las versadas acciones de gabela. ¡Vaya, imposición!
Pero el panorama es fortuito para todos. El juego se torna frugal. Ante tal exigencia y basado en lo acordado, se filtró que el PRI de Chiapas está temeroso. Neurasténico. Sabe que su candidato no tiene las tablas ni cumple con los requerimientos para dar la batalla.
Ya traman cambio de plan. Desde la Aguacatera infernal, llegó la posible revaloración de bajarse del caballo. Decir no a la Coalición ¡Todos por Chiapas! y buscar la candidatura común.
Es decir, emprender la lucha hacia la gubernatura PRI-PANAL. Saben que RAG no tendrá el apoyo de las bases. La guarda vieja del PRI lo espera como agua de mayo. Llegó la hora de cobrar la infamia y la tiranía.
Si la orden satánica se cumple, deben hacerlo antes del 19 de Febrero de 2018 (fecha límite para inscribir candidaturas comunes), respetando el acuerdo 386/2017 del Código de Elecciones.
La contumacia y la coacción del PRI que dirigió Aurelio Nuño Mayer y Enrique Ochoa Reza causaron el despertar y la indignación. Luis Miranda Nava, el hombre recio y fuerte. El brazo fuerte de Peña, trató de concertar, pero el daño estaba muy adelantado.
Los Ediles del PVEM en Chiapas pidieron cancha pareja. Respeto estricto al proceso. Que sea imparcial y justo el actuar del árbitro: IEPC. Asunto transparente. No mecanismos ocultos. Sin candados para nadie. Incluyente y democrático. Que prevalezca la Legitimidad.
PD1: En el evento de Manuelovich asistió el círculo cercano al exdiputado local verde del 24 Distrito electoral, Jesús Arnulfo Castillo Milla. Todo apunta a un coqueteo con los de Morena. ¿Mutan otra vez?
¿Quién dijo que tengo sed?