ALFIL NEGRO

519
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Candil de la Calle
Oscar D. Ballinas Lezama

Es lamentable que el Gobierno Federal, liderado aún por el tristemente célebre Enrique Peña Nieto, siga cometiendo pifias políticas que están poniendo contra la pared al Gobierno de la ‘cuarta transformación’, que busca crear el tabasqueño Andrés Manuel López Obrador.
La oferta que recientemente hizo el aún inquilino de Los Pinos a los migrantes del éxodo centroamericano iniciado hace varias semanas, supuestamente, con destino y última parada la frontera norte del país, en donde piensan brincar el charco en los primeros días de noviembre, cuando se realicen las elecciones de ese país, podrá no cumplirse.
El ‘Señor de las reformas’ ofreció a los miles de migrantes que caminan por territorio azteca y los que aún vienen en camino, darles empleos ,asistencia social y garantías de sus derechos humanos para que viven felices en Chiapas.
Ni tardos ni perezosos miles de centroamericanos anunciaron su próximo arribo a la frontera del sur de México, la cual deberá abrir sus fronteras ante la generosa invitación presidencial gracias a una política de “candil de la calle, oscuridad de su casa”.
’El príncipe copetón’ realiza sus últimos movimientos del ajedrez político, tratando de poner en jaque a la próxima administración del ‘Rey Peje’, que parece no tomar en serio estas últimas jugadas de sus oponentes políticos, que de entrada le heredarán una enorme cantidad de mexicanos sin fuentes de trabajo y como ‘cereza del pastel’, miles de extranjeros a los que les han ofrecido mejorar sus condiciones de vida a cambio de que no vayan a los Estados Unidos de Norteamérica, donde el ‘Rey Pelos de elote’ no los quiere ver ni en pintura, advirtiéndoles que les echará bala hasta por debajo de la lengua.
El problema político-económico y social que se está generando en el sureste mexicano, principalmente en la zona Soconusco de Chiapas, donde el horno, al igual que en los países centroamericanos, “no está para bollos”, es la migración de cientos de jóvenes chiapanecos en búsqueda también, de mejorar sus condiciones de vida.
Ante este panorama inquietante, la gran pregunta que se están haciendo los soconusquenses es saber de qué manera la Federación les va a conseguir empleos y otros beneficios ofrecidos a más de cinco mil centroamericanos que les está dando en adopción a los chiapanecos.
Para nadie es secreto que el Presidente de la República Electo ya anunció, entre otras cosas, que en Enero próximo su Gobierno iniciará innumerables mejoras para los habitantes de la frontera del norte de México, entre ellas la reducción de impuestos, rehabilitación de hospitales, escuelas, calles y avenidas de todos los municipios en esa región, lo que ha sido tomado como regalo de año nuevo por todos ellos. Mientras para los de la frontera sur, Peña Nieto les está adelantando la adopción de miles de centroamericanos. ¿Qué suave, no?
Lo raro del caso es que el actual Gobierno Federal le cede el paso a los casi tres mil migrantes del primer éxodo centroamericano, y al resto solamente les permitirá que se queden en Chiapas, y para ello les ofrece darles una vida digna con trabajo asegurado, servicios médicos y la garantía de establecerse como habitantes de esta entidad, en la que seguramente también recibirán protección policiaca, viviendas y otros beneficio sociales que ni los mismos chiapanecos tienen.
Por lo pronto, mientras se cumplen esas promesas, los futuros beneficiados empiezan a exigir se les alimente, se les dé servicios médicos, medicinas y un albergue de acuerdo al anunció que presuntamente hizo en la Canaco ‘el príncipe del palacio de cristal’; hablando de un supuesto gasto de 2 mil 300 Pesos por cada centroamericano que ha pedido asilo en esta ciudad. Ya ni Obama, diría el Santón de Macuspana.
Lo preocupante para la sociedad de los municipios del Soconusco, especialmente para Suchiate, Frontera Hidalgo, Metapa, Cacahoatán, Tuxtla Chico, Tapachula y Huixtla, es saber qué va a suceder con los cientos de migrantes que pululan por calles y avenidas de sus poblaciones, sin tener trabajo para conseguir recursos que les permitan vestirse, divertirse y tener la vida digna que juran y perjuran están buscando por acá, debido a que en sus países les ha ido como en feria.
En otras cosas, la delincuencia aumenta en el Soconusco, al igual que las tarifas de energía eléctrica, el gas y las gasolinas, que por cierto no sólo afectan provocando el alza de todos los servicios y productos, sino que además, dan la pauta para que los dueños de las gasolineras hagan su agosto en noviembre, según denuncias de los usuarios, en varias gasolineras no solamente cobran caro el combustible, sino que presuntamente dan el litraje incompleto y le echan agua, mientras la Profeco sigue siendo una Carabina de Ambrosio.