ALFIL NEGRO

196
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Las Voces del Sur
Oscar D. Ballinas Lezama

Integrantes de la Coparmex en el Soconusco expresaron que el Gobierno Federal debe dejar atrás la visión centralista que desde los sexenios pasados ha predominado en este país, impidiendo el desarrollo de una estrategia integral y transversal de las regiones, privilegiando proyectos aislados con un impacto mínimo en términos macroeconómicos.
Explicaron que México está conformado por regiones con características físicas, económicas y sociales muy diferentes; por lo que para fomentar el desarrollo nacional es importante considerar estas diferencias e incorporarlas a las estrategias de fomento económico nacional.
Reconocieron que la pasada administración federal tuvo la iniciativa de desarrollar las Zonas Económicas Especiales con el objetivo de impulsar un desarrollo sostenible en los diez Estados con mayor rezago social en el país, entre ellos Chiapas.
Argumentaron que, no obstante que el proyecto fue bien visto por los Gobiernos locales, los apoyos para su implementación fueron muy limitados e intermitentes por la falta de convicción en el propio Gobierno Federal, acerca de las bondades de las políticas regionales de desarrollo.
Mencionaron que les preocupa que la nueva administración federal aún no manifieste su intención de darle continuidad a este proyecto; aunque reconocen el esfuerzo que este nuevo Gobierno está haciendo para impulsar los programas de estímulo fiscal en la frontera norte del país y algunos proyectos emblemáticos en el sursureste, como el Tren Maya y la construcción de la refinería en Tabasco, así como un programa de siembra de árboles frutales y maderables.
Mencionaron que son tiempos en que debe llegar la hora del sureste, ya que las desigualdades regionales no cambiaron sustancialmente en todo el sexenio pasado y siguen siendo abismales entre el norte y el sur de México, según datos del INEGI en los últimos cinco años, mientras en el norte, el crecimiento promedio de la región es de 3.3, en la zona sur apenas llega a 1.1 por ciento.
Argumentaron que si la administración federal no realiza inversiones directas será difícil atraer el apoyo de los Estados y de la inversión privada, lo que podría obstaculizar el desarrollo regional.
Afirmaron que si se quiere promover el desarrollo regional hace falta una visión integral que incluya una verdadera participación de las regiones, tanto de los Estados y municipios como de la inversión privada; por lo que solicitan al Ejecutivo Federal y a las Cámaras legislativas para que tomen en cuenta estas consideraciones en el diseño de su estrategia de fomento productivo.
En otros temas, la inseguridad trata de sentar sus reales en los municipios de la frontera sur, por lo que las diversas corporaciones policiacas deben poner ‘sus barbas a remojar’ y hacer su chamba como Dios manda, porque los bienes físicos y la vida de mucha gente está bajo su responsabilidad, lo que hasta ahora han cumplido a medias.
Se ignora si los delincuentes tienen más capacidad intelectual que los policías, ya que es del dominio público que los pillos siguen superando a los de la ley, generando zozobra en la sociedad que ya no sabe a qué santo encomendarse para no ser víctima de los bandidos normales y los de ‘cuello blanco’, quienes los traen asolados sin que existe poder humano que logre detenerlos.
Las corporaciones policiacas de las tres instancias de Gobierno tienen la enorme responsabilidad de mejorar la seguridad, será cuestión de coordinarse mejor y ver en qué están fallando, buscar mejores estrategias investigadoras que los lleven a destruir las células de maleantes que se han incubado a lo ancho y largo del Soconusco.
Quienes tienen a su cargo el control del transporte organizado en esta región de la costa chiapaneca deberían hacer un padrón de taxis y taxistas para ubicarlos; muchos usuarios se quejan del mal estado en que se encuentran los vehículos y de la inseguridad que representan los conductores, que muchas veces algunos de ellos han sido acusados de complicidad con ladrones o de abusar de pasajeras, todo porque no hay un padrón para identificarlos y se les da trabajo sin saber nada de sus antecedentes penales.
PD. Cómo es que a los de frontera norte les van bajar del 16 al 8 el IVA, y el ISR del 33 al 20%, por dos años, a manera de “pruebita”… ¿estarán pensando que las empresas que se van establecer para aprovechar ese estimulo fiscal se quedarán nada más por dos años?, en qué cabeza cabe que después de hacer las naves, asentar maquinarias y conseguir personal, después les vayan a decir que siempre no, que conteste la ciencia…