Reseña

427
RESEÑA
RESEÑA

Aladdín
Luis Armando Pacheco

Aladdín es uno de los mayores clásicos de Disney, e incluso, junto con la Sirenita, es una de las películas que comenzó el llamado “Renacimiento de Disney”, este año llega a nosotros con el remake Live Action, pero ¿podrá superar a la película original de 1992?
Aladdín es la nueva película de Guy Ritchie, protagonizada por Mena Massoud como Aladdín, y Will Smith como el genio, su historia es la misma del clásico de 1992.
Un joven ladrón se enamora de la hija del Sultán de sus tierras y es engañado para buscar una lámpara mágica en una cueva encantada, sin embargo, esta lámpara lleva dentro de sí un Genio que le concederá 3 deseos, Aladdín tendrá que usarlos para conquistar a la princesa Jasmín, sin embargo él no es el único que tiene conocimiento de esta lámpara mágica.
La película no es más que una recreación, secuencia por secuencia, de la película original sin aportar realmente nada nuevo a excepción que es solo un remake Live Action del clásico de 1992, las mismas escenas, las mismas canciones (a excepción de una nueva sin excepcionalidad alguna), los mismos personajes y los mismos giros. No veo por qué este clásico debió ser rehecho, con Dumbo sí hay cierta justificación ya que presenta historias nuevas, con esta no. Se supone que hacer un “Remake” es para arreglar los errores de la original, pero al final esta termina siendo una versión realmente inferior; intenta emular la animación original pero no tiene la misma velocidad y dinámica que tiene la animación 2D, lo mismo con Will Smith con su personaje de “El Genio” no tiene la energía de improvisación que tuvo Robbie Williams, hasta parece que no le dejaron hacer improvisación alguna para adaptar al personaje.
La fotografía es mediocre enfocándose más en los efectos especiales que en shots estéticamente atractivos, y estos efectos no son realmente la gran cosa, son sobreusados, los actores hacen buen trabajo pero sus personajes fueron escritos para ser caricaturas y no humanos de carne y hueso, dándonos personajes bastante inmaduros y cómicos que contrastan con el realismo que busca la película. Lo único destacable es que está entretenida, nada más, te mantiene una hora y media sentado en el cine sin aburrirte.
En conclusión, Aladdín es una película mediocre, innecesaria y nada excepcional; si quieren puede llevar a la familia para entretenerse, aunque la original está ahí también.
Síganme en Twitter para ver opiniones cortas de películas y recomendaciones en @itspach.