Polígrafo Político

173
Polígrafo Político
Polígrafo Político

¡Falso Redentor!
Darinel Zacarías

“En tiempos tan oscuros nacen falsos profetas. El asesino sabe más de amor que el poeta y el cielo cada vez está más lejos del mar”
Joaquín Sabina

Nadie puede negar que uno de los grupos que más protesta en México, sea el magisterio. Sin embargo las falsas banderas y adalides que se han apoderado de él, lo han llevado al precipicio.
La indolencia con que actúa el líder del Sindicato Nacional de Trabajadores para la Educación, en Chiapas, Pedro Gómez Bámahaca, solamente ha causado estragos y retrocesos en la educación.
Marchas, plantones, chantajes y demás abusos son orquestados por él. Acostumbrado a la coerción.
En Chiapas está cerca la hora de frenar el chantaje y la manipulación. Si la política obradorista y su máxima de justicia es ¡Al margen de la ley, nada; por encima de la ley, nadie!
Llegó entonces, la hora de hacerle valer a Pedro Gómez Bámaca que los tiempos de la vieja usanza, han caducado. Y que una cosa es luchar por derechos del magisterio y otra, buscar canonjías.
El reciente encuentro del fiscal general del Estado, Jorge Luis Llaven Abarca, y la secretaria de Educación, Rosa Aidé Domínguez Ochoa, puede dejarnos muy clara la lectura siguiente.
La titular de Educación ha dado muestras de tolerancia y respeto al diálogo. Un Gobierno Estatal que en mucho ha ido trabajando a marchas forzadas por atender y dar solución a los desfiguros heredados en materia educativa.
Adeudos, plazas, comisionados y un sinfín de excesos que abarrotaban el sector magisterial. Sin embargo, Gómez Bámahaca sigue en su intentona por desestabilizar. Tomar por asalto al Gobierno y recurrir a la macana y el porrismo para saciar sus intereses mezquinos.
Hoy, en Chiapas, ejercer el estado de derecho, es ya una regla fundamental para la gobernabilidad.
El mandatario Rutilio Escandón Cadenas, parece que en su plan de Gobierno busca reivindicar y corregir las viejas prácticas. Parafraseando a Benito Juárez “Nada por la fuerza todo por la razón y el derecho”.
No más chantajes, berrinches y caprichos. Se acabaron los excesos y los privilegios fuera de la ley. Debe entonces cauterizar su soflama el falso paladín de Pedro Gómez, ese de ¡Huelga indefinida!
Porque de no ser así, cerca está el día en que el brazo de la justicia le recuerde la serie de tracalerías que lleva acumulado en su historial.
Aquellos 133 millones 807 mil 425.1 Pesos que recibió como prerrogativa para aquietar la supuesta insurrección del magisterio en el Gobierno anterior
En los años 2015, 2016 y 2017, habría recibido elevadas canonjías, para calmar las aguas. Qué decir de esos mil 700 millones de Pesos, nada despreciables.
Pero a ese desvió también citan el extravío de 300 millones de Pesos que recibió Pedro Gómez Bámaca para la compra de mobiliario escolar y que nadie sabe dónde fue a parar el recurso.
Las cajas de ahorro, las cuotas y la comercialización de plazas, producto del chantaje y la supuesta docilidad para manejar a los grillos de su simulado movimiento.
Y es que, quizás exigir una Reforma Educativa justa, puede ser la bandera. Bajo los argumentos que el gremio magisterial sostiene.
Eso es sano, es derrocar una de las herencias del peñismo y hasta allí se pueden entender sus fobias.
Ya ese adeudo millonario que se logró acopiar y que rebasaba los tiempos de solvencia del Estado. Era un derecho que por ley les correspondía y que ya se soluciona de manera efectiva.
Pero querer lucrar y sacar tajada de esa bandera, utilizar la disidencia magisterial para chantajear al Gobierno actual, a cambio de prebendas.
Es un insulto a la Cuarta Transformación.
¿Quién dijo que tengo sed?