ALFIL NEGRO

340
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Por Oscar D. Ballinas Lezama
Chuchas Cuereras

En medio de jaloneos políticos, dirigentes de la CNTE siguen montados en su macho y no quitan el dedo del renglón, juran y perjuran que mañana seis de septiembre, realizarán una marcha nacional de protesta contra la Secretaría de Educación, la que, de no doblar las manos ante sus exigencias, provocará que convoquen a un paro indefinido de clases.
Envalentonados porque el gobierno federal mantiene una política de anteponer el diálogo a las confrontaciones, los dirigentes sindicales del ala radical de la CNTE, aseguran que van por tener nuevamente parte del control de las plazas y la cadena de cambios, sin que la SEP acepte esa propuesta, afirmando que, si bien era una costumbre, la ley no lo permite.
Pedro Gaudencio Martínez Esquinca, coordinador de asuntos jurídicos de la Secretaría de Educación en Chiapas, aclaró que la convocatoria hecha por el dirigente de la CNTE del magisterio sección VII en Chiapas, ha venido contraviniendo la ley a través de su dirigente estatal Pedro Gómez Bámaca.
El funcionario estatal, explicó que ha leído detenidamente los 334 artículos de los estatutos del sindicato y en ninguno de ellos, se advierte que tengan facultad alguna para emitir convocatoria de la cadena de mando, afirmando que esto constituye un fraude, un engaño para todos los agremiados y seguidores del dirigente sindical.
Advirtió por último, que todos los trámites que se hagan a través del sindicato para ocupar plazas del magisterio, no se les dará trámite y se levantarán actas administrativas en contra de los maestros que presenten este tipo de documentos.
Analistas políticos en Chiapas, opinan que el trato de las autoridades gubernamentales hacia Gómez Bámaca y otros involucrados en presuntos actos ilícitos, no debe ser tan tibio porque el dirigente sindical es una ‘chucha cuerera’ en estos menesteres, y las demandas por supuestas falsificaciones y otros delitos menores, le hacen lo que el viento a Juárez y lo fortalecen políticamente.
Viejo lobo de mar, en las luchas sindicales, Gómez Bámaca se ríe a mandíbula batiente por las demandas que supuestamente van a hacerle efectivas; mientras que las presuntas acusaciones graves que ha tenido en otros años y que se supone están engavetadas, son por delitos graves por los supuestos atropellos que ha cometido en nombre de la democracia.
Según han declarado algunos ex secretarios de educación en Chiapas, existen en contra de este dirigente sindical acusaciones por toma de oficinas de gobierno, bloqueo de carreteras, bloqueo de calles y se presume que, hasta secuestro de funcionarios.
Los conocedores de estos asuntos, explicaron que todos estos amagues del magisterio, por los dirigentes sindicales que durante décadas han utilizado al magisterio para llevar agua a su molino, están creando un clima de ingobernabilidad ante la paciencia del gobierno por no aplicar el estado de derecho, sobre todo están permitiendo que dirigentes como Gómez Bámaca, que pongan en el estribo de los perseguidos políticos y podrían generar que este problema se le salga de las manos al gobierno.
Por cierto, los miembros de la normal rural chiapaneca, viajaron a la Ciudad de México y armaron tremendo escándalo al enfrentarse a la policía, que les impidió levantar campamentos frente al palacio de gobierno.
Difícil abatir el rezago educativo ante la oleada de problemas creadas por maestros radicales, quienes únicamente pelean y protestan buscando su beneficio, sin embargo, parece no interesarles los problemas heredados a la actual administración gubernamental, en el caso de la falta de escuelas, aulas, mobiliario que se necesitan y que supuestamente, con las anteriores protestas del magisterio se habían solucionado con los miles de millones de pesos, que presuntamente recibieron de las autoridades de aquellos tiempos.
El caso es que se avecinan malos tiempos sociales, amén de los que está provocando la naturaleza con las intensas lluvias y tormentas eléctricas; millones de padres de familia recién acaban de gastar miles de pesos en uniformes y libros, sin embargo, al irse a paro los maestros, los niños y jóvenes quedarán varados en sus casas y los padres de familia “sufriendo las de Caín” por la falta de dinero.
Ojalá que el 10 de septiembre el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien se supone sostendrá una reunión de trabajo con la CNTE, llegue a buenos acuerdos que se obtengan al amparo de la ley para evitar que los padres de familia y los estudiantes paguen los platos rotos, como siempre.