ALFIL NEGRO

150
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Jalón de Orejas
Oscar D. Ballinas Lezama

En su reciente visita a Tapachula, el gobernador Rutilio Escandón Cadenas, entregó diversas unidades para que se brinde una mejor seguridad en la región; trascendió que más tarde, en una reunión privada con los diversos comandantes policiacos, les dio un fuerte jalón de orejas, haciéndoles saber que ya eran muchas las quejas de la población por la falta de seguridad.
Trascendió que el Ejecutivo preside continuamente la reunión estatal de seguridad, confiando en que los participantes hagan su trabajo en cada municipio de la entidad, coordinando las corporaciones policiacas de los tres órdenes de Gobierno para trabajar en equipo y dar mejores resultados.
Para nadie es secreto que la inseguridad ha sido el talón de Aquiles de todos los sexenios, de ahí la enorme preocupación del Gobernador, para atajar este flagelo social que como un cáncer destruye las entrañas de la sociedad; Chiapas, a pesar de no estar en un lecho de rosas en cuanto a la seguridad, se debe reconocer que comparado con otras entidades, la violencia no ha hecho los mismos estragos.
No se puede soslayar que, en esta frontera del sur de México, la presencia de miles de migrantes indocumentados que están atrapados sin salida, no solo son vulnerables a la delincuencia organizada y la xenofobia de mucha gente, sino que además están predispuestos a delinquir o prostituirse para poder sobrevivir, ante la falta de fuentes de trabajo.
Analistas políticos internacionales, coinciden en que el Gobierno mexicano debería dejar atrás la política migratoria y no seguir usándola como moneda de cambio con Estados Unidos, añadiendo que debería ocuparse más en dar una batalla frontal a la delincuencia y fomentar el desarrollo en los Estados del sur.
En otras cosas, el turismo nacional e internacional ha mermado su presencia en la zonas del Soconusco, así como en el Centro y los Altos de Chiapas; el Gobierno Estatal, a través de la Fiscalía General, hace titánicos esfuerzos por sacudirse un poco la delincuencia organizada, lo que pareciera una misión imposible ante el crecimiento poblacional de los migrantes, que no dejan de brincar el Suchiate en la frontera con Guatemala, quedando varados en esta entidad, sobre todo en la Costa.
Hasta ahora, cientos de turistas norteamericanos y europeos siguen llegando vía Puerto Chiapas, visitando algunos lugares como la región arqueológica de Izapa en el municipio de Tuxtla Chico; el Museo Regional en Tapachula, y la zona de lagartos, ubicada sobre el Libramiento Sur de la Perla del Soconusco; los encargados de operaciones en Puerto Chiapas mencionaron que a partir de ayer se descartaron otros lugares ubicados en el surponiente, que acostumbraban a visitar en temporada de cruceros, debido a que no llenan las expectativas de diversión para los turistas.
En cuanto a la seguridad de los visitantes, el fiscal general de Chiapas, Jorge Luis Llaven Abarca, sostuvo una reunión de trabajo con líderes de organizaciones de servicios turísticos de la entidad, en la que destacó que la seguridad de los chiapanecos es el tema prioritario en la administración que encabeza el gobernador Rutilio Escandón Cadenas.
Luego añadió: ”la Fiscalía es una aliada del turismo, no vamos a permitir que grupos minoritarios violenten y atenten contra la economía chiapaneca, pero necesitamos el respaldo y la participación de las Cámaras de Comercio, de los empresarios para coadyuvar y lograr el Chiapas que todos queremos”, dijo el funcionario estatal que está apuntalando el esfuerzo del Gobernador para combatir la delincuencia a lo largo y ancho del territorio chiapaneco.
Ojalá que con la llamada de atención que en forma directa hizo el Gobernador a los Comandantes policiacos regionales, estos se ‘pongan las pilas’ y los resultados de la lucha contra la delincuencia, sean suficientes para que la sociedad recupere la confianza en sus autoridades.
Por otro lado, las autoridades migratorias y de Relaciones Exteriores deberían buscar disminuir el riesgo que sufren los migrantes, ya que al encapsularlos en un municipio como el de Tapachula, está provocando abusos de algunas autoridades sobre los indocumentados, así como el riesgo de que los migrantes delincan para sobrevivir o aumenten las enfermedades venéreas, entre ellas el Sida, al practicar la prostitución para no morirse de hambre.