ALFIL NEGRO

240
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Por Oscar D. Ballinas Lezama
El Covid va Para Arriba
“A la gente le preocupa más el hambre que la pandemia; los hospitales, al tope”

Los nuevos casos de contagio por coronavirus en las últimas 24 horas en Chiapas bajaron a 55, acumulando un total de 3 mil 646 infectados y 248 defunciones, según la información oficial rendida por el titular de salud, José Manuel Cruz Castellanos.
El funcionario estatal mencionó que Tuxtla Gutiérrez, sigue al frente de la tabla de contagiados por Covid-19, detectándose el pasado sábado en ese lugar 32 casos positivos, mientras que en Tapachula los números no quedaron muy claros, primero se dijo que eran 7 infectados, después se habló de 12, solo Dios y ellos saben la verdad.
Las denuncias y quejas del personal de salud en los hospitales públicos están a la orden del día, como sucedió hace unos días en la Ciudad de México, en donde un grupo de médicos y enfermeras de un hospital del ISSSTE, se quejaron de la obligación que tratan de imponerles a través del oficio número 096/201.1.12/7092020, para que se encarguen de las labores de limpieza en sus áreas hospitalarias, debido a que falta personal de intendencia en el área de Covid-19.
En Tapachula, médicos del IMSS que están trabajando en el nuevo edificio de ese instituto, y que pidieron la secrecía de sus nombres por temor a las represalias laborales, explicaron que ya no tienen intensivistas, internistas y urgenciólogos, solo hay gente de apoyo y no existe la opción de traer gente de otros lugares, porque en todos lados está igual de crítica la situación provocada por el coronavirus.
Afirman que están a punto de colapsar y no pueden utilizar el edificio viejo del Seguro Social, donde hay pacientes no infectados que necesitan también la atención médica, sobre todo en las áreas de urgencias, entre ellos: embarazadas, gente con problema de infartos, derrames cerebrales, apéndices, vesículas, etcétera, por lo que no es una buena opción abandonar a esos enfermos.
“Hay datos que duele decirlos, tenemos compañeros que se incapacitaron para no atender los casos de Covid, esto es una realidad, y los desertores son un número importante; otros están infectados e incapacitados para trabajar, sumando estos un tercio de nuestra fuerza laboral”, afirman los doctores que están en la línea de fuego, batallando contra el coronavirus en el edificio nuevo del IMSS, frente al fraccionamiento Framboyanes.
Uno de los médicos denunciantes, dijo: “Me asignaron con un equipo de ocho especialistas quirúrgicos, para ir apoyar al centro de Covid-IMSS por dos semanas, ¿sabe usted cuántos llegamos?, solo yo como especialista quirúrgico, los demás, lograron una licencia médica o ‘resultaron infectados’; créame, Dios me ha salvado de infectarme en muchas ocasiones, hasta ahora”, manifestó en forma preocupada el ‘soldado de bata blanca’.
Afirman que han propuesto que debido a que la pandemia llegó para quedarse, como afirma el subsecretario de salud pública, Hugo López Gatell, entonces el Hospital General de Tapachula debe crear su propia área de Covid, así como Ciudad Salud, ya que la cantidad de infectados por esta pandemia es impresionante y mucha gente está muriendo en sus casas.
“Ignoramos el por qué la necesidad de las autoridades de salud en decir que están disminuyendo los casos de infectados; mientras en el ISSSTE, es otro nosocomio mal organizado y en donde entrar ahí es casi una garantía de infectarse, hay poco personal, muchos contagiados y hacen falta insumos para operar”, expresó otro médico que fue llamado del Covid-ISSSTE al Covid-IMSS.
Luego agregó que presuntamente en el ISSSTE, únicamente funciona un quirófano, una llave de agua para lavarse, hay falta de implementos para suturar heridas, sondas, mallas para hernias y muchas veces, el paciente tiene que pagar el ventilador cuando está intubado. ¿Será?
Expresó que inicialmente se pensó convertir al ISSSTE en Hospital Covid, pero al parecer los ingenieros militares dijeron que saldría más caro remodelar que tirar la clínica y construir una nueva: “Les cuento que el compresor sólo es capaz de funcionar con un número limitado de ventiladores, si agregan uno más, deja de dar la presión que se requiere”, aseveró el médico denunciante, quien después criticó también que en el IMSS se encontró con sorpresas como la de los cubre bocas hechos en China, que les dan para protegerse del coronavirus y que se rompen al ponérselos, debido a su mala calidad.