EL QUINTO PODER DE MEXICO

118
EL QUINTO PODER DE MEXICO
EL QUINTO PODER DE MEXICO

Por Ernesto L. Quinteros
¡Sembrando Dudas!

Funcionarios federales del programa gubernamental denominado “Sembrando Vidas” en el municipio de Tapachula, el cual ha sido uno de los principales ejes de apoyo al sector agrícola en la entidad y toda la República Mexicana, deberían de cambiar de nombre al programa y nombrarlo “sembrando dudas”.
Y es que llamó la atención de propios y extraños, los informes oficiales que indican que por lo menos dos mil migrantes de diferentes nacionalidades están recibiendo el apoyo económico de dicho programa.
La pregunta que salto primero por parte de la opinión pública es ¿Y en dónde trabajan y qué han hecho?
Esta situación ha generado sospecha y dudas de cómo las autoridades morenistas vienen aplicando y distribuyendo los recursos públicos en el sector campesino.
Ya que no es un secreto que el sector campesino a nivel nacional y regional atraviesa por una grave crisis económica, mientras que las Autoridades Federales siguen empeñadas en invertir recursos para los migrantes, cuando hay un gran número de campesinos mexicanos que no son tomados en cuenta y no tienen acceso a estos apoyos oficiales.
Desde la creación de este Programa Federal, Legisladores desde el Congreso de la Unión advirtieron de la carencia de reglas de operación y la nula transparencia con la que se aplicarían los millonarios recursos económicos.
Hoy desafortunadamente, existen muchas dudas sobre los resultados de dicho programa, ya que detalles como el que aquí publicamos en este rotativo, en donde se destaca la entrega de recursos a migrantes, no solo denota la incongruencia gubernamental, ya que el sector campesino de nuestro país sigue sin ser atendido, mientras que ahora resulta que alcanza hasta para dar apoyo económico a familias de diferentes nacionalidades.
Envenenan cultivos
Para colmo, mientras las autoridades federales, solo se concentran en “sembrar dudas”, en el campo mexicano existe una gran diversidad de problemas.
Uno de los más delicados es la capacitación, y ante el incremento de plagas de diferentes tipos, sobre todo en esta región fronteriza, los campesinos que siembran y producen diferentes cultivos, principalmente maíz, están utilizando potentes insecticidas, poniendo en riesgo no solo su salud, sino también la de los consumidores.
Los diferentes tipos de insecticidas (veneno), en su gran mayoría pasan de contrabando procedentes de Guatemala hacia nuestro país.
Uno de los más utilizados en esta región fronteriza, debido al incremento de plagas es el “carbofurán”, comercialmente conocido como Furadan.
Producto que está prohibido desde hace varios años en Estados Unidos y países desarrollados.
Desafortunadamente en nuestra región, ya sea por desconocimiento, falta de capacitación, o por la desesperación de los campesinos de no saber cómo controlar las diferentes plagas que existen, utilizan dicho químico para fumigar café, banano, piña, melón, plátano, sandía, tomate, chile, maíz, entre otros productos.
Mientras tanto, las autoridades sanitarias y los responsables de atender al sector agrícola, siguen durmiendo “el sueño de los justos”.
La problemática es real, y pone en riesgo la salud pública. ¿Alguien dijo que quería un cambio?
Por hoy ahí la dejamos, nos leemos mañana. ¡Animooo!
Comentarios y denuncias: [email protected]
Visita: www.elorbe.com.mx y elquintopoder.mx
#AplanaLaCurva #QuedateEnCasa