ALFIL NEGRO

273
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

“No hay peor ciego que el que no quiere ver, ni peor sordo que el que no quiere oír” (refrán popular)

¿Principio del Fin?
Oscar D. Ballinas Lezama

No hay tiempo que perder, se deben tomar acciones para evitar que el calentamiento global siga provocando graves cambios climáticos en la Tierra; la supervivencia de toda clase de vida está en peligro, las advertencias de la madre naturaleza cada vez son más drásticas, sin embargo, la raza humana no quiere ver ni escuchar el paso de la muerte, afirman los expertos.
La indiferencia de la humanidad ante este caos, sigue poniendo en serio peligro la vida de todas las especies sobre el planeta; lo ha llevado a una crisis climática cambiando el ciclo de lluvias y temperaturas que van desde la más alta hasta la más baja, destruyendo cultivos y poniendo a todos al filo de una hambruna mundial.
La mayoría de los gobernantes del mundo parecen minimizar el problema de las migraciones masivas de gente que van en busca de sobrevivencia, debido a que en sus países sufren una debacle política, económica y social, sin embargo, al llegar a México provocan enfrentamientos violentos con los aztecas, que también han empezado a sufrir las consecuencias del calentamiento global y la degeneración de las políticas públicas de su gobierno.
La gente esperaba una tercera guerra mundial en la que estallarían bombas nucleares, las que no dejarían piedra sobre piedra y la humanidad volvería a la época de las cavernas, sin embargo, la mente de algunos iluminados pensó en otra mejor manera de destruir a la gente y enriquecerse a manos llenas, crearon un virus letal y provocaron la pandemia del siglo XXI, dicen muchos investigadores sociales.
El Sida, el Cáncer y otras enfermedades terminales que han venido apareciendo de la nada, no han sido suficientes para mermar el número de seres humanos, principalmente los más viejos, que poco sirven a los que ejercen el poder, de ahí la presunción de haberse inventado una cepa biológica que acabara con los más débiles y se convirtiera en el principio del fin.
Culparon a un murciélago, así como culparon a un chango por el Sida; infinidad de científicos en toda la Tierra coinciden que ese virus fue creado en un laboratorio, y que sus creadores extrañamente han fallecido de accidentes en estos dos últimos años de crisis sanitaria mundial.
Llenos de pavor, millones de personas corren de un lado a otro buscando cómo salvarse de la pandemia actual, todos quieren ver la luz al fondo del túnel de la muerte, poco o nada les importa el origen del mal, no tienen tiempo más que para buscar el pan de cada día y no morir de hambre, aplicando el ¡sálvese quien pueda!
Otros, los que tienen suficiente dinero o manera de supervivencia, decidieron aventurarse en la política y desafían la pandemia en medio de una turbulencia social, generada por los exgobernantes y exfuncionarios que, según los actuales, robaron a discreción los dineros del pueblo bueno y sabio.
Los que reinan actualmente en el Palacio Nacional, buscan fortalecer su fuerza política y presuntamente ayudan a realizar los preparativos de ganar más espacios en las elecciones del próximo 6 de Junio; para nadie es secreto que a estas alturas el Gobierno de la cuarta transformación es visto con el mismo perfil o peor aún, de los que le antecedieron.
Al abrirse la caja de Pandora, liberaron los demonios de la politiquería y existe una guerra entre los que se creen ‘santos’ y los que son acusados como diablos de la corrupción; en esta batalla de poder y ambiciones, el pueblo sigue pagando los platos rotos.
Por cierto, la ASF puso como ‘palo de perico’ la mala administración de la cuarta transformación a nivel federal, ya que hizo observaciones muy graves sobre la cuenta pública, afirmando que existen probables irregularidades por 67 mil 498 millones de Pesos.
De inmediato, el Presidente de la República juró y perjuró que la Auditoría Superior de la Federación está equivocada, ya que ‘él tiene otros datos’ de la cuenta pública del 2019, acusándolos que sólo están dándole mala información a sus adversarios políticos y prestándose a esas campañas.
Más tardaron los de la SF en hacer pública esa denuncia, que en desmentirla y ‘aceptar que se habían equivocado’ al contabilizar muchos ceros en la supuestas irregularidades del gobierno de la cuarta transformación; con ello, le dieron ‘machetazo a caballo de espadas’, aunque después, se presume que recibieron la orden de ‘recular’ en sus declaraciones que dejaron mal parado al ‘Rey azteca’.
En otras cosas, comerciantes y vecinos de la 17 Oriente, entre 11 y 13 Norte en Tapachula, denunciaron a una horda de ‘viene viene’ que supuestamente se dedican a cuidar vehículos, exigiendo con groserías y amenazas a los conductores, que paguen una cuota so pena de que sus autos sean rayados, ‘cristaleados’, ponchados o robados; al parecer no existe autoridad alguna que los controle y retire de ese lugar, en donde además, dicen los quejosos, consumen ‘burulas (alcohol) y cemento; cuando están ‘pasados’ (drogados) les da por agredir a los transeúntes.
Lo mismo sucede en pleno centro de la ciudad, en donde además aumenta el robo de celulares y bolsos de mano, extrañamente ni los ‘policletos’ aparecen; qué dirá a esto el flamante Director de Seguridad Pública Municipal y los de otras corporaciones que parecen estar de floreros.
Dios nos libre, ahora el camorrista ‘Gran Tlatoani’ empezó a pelear con los de la ONU. Y el Presidente de Argentina, otro camorrista que culpa de los males de su país a los periodistas. (¿?)
El contenido de esta columna es responsabilidad exclusiva DE SU AUTOR y no del periódico que la publica.