A Cuatro Meses del Colapso de Línea 12 ¿qué ha Pasado?

222

 

A cuatro meses del accidente de la Línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, entre las estaciones Olivos y San Lorenzo Tezonco, donde perdieron la vida 26 personas y 126 resultaron lesionadas, todavía las autoridades no señalan responsables y no se han concluido los peritajes; no obstante, ya se tiene un plan para la rehabilitación de esta línea, donde se reconstruirá la parte afectada y se reforzará el tramo elevado construido con vigas metálicas lo cual durará un año.
Definen Obras.
El Gobierno de la Ciudad de México decidió, con base en la propuesta del Comité Técnico Asesor (CTA), reconstruir la trabe que cayó entre la estación Olivos y Tezonco; además se reforzará con apuntalamiento metálico la parte del tramo elevado edificado con vigas metálicas.
También se informó de trabajos en la parte subterránea respecto al drenaje y el cambio de vías en siete curvas menores a 550 metros. El estudio determinó que no hay riesgo en esta parte.
Autoridades indicaron que las obras tardarán 12 meses -si bien se estableció que las primeras labores empezarán esta misma semana, no se especificó la fecha de reapertura-. El costo de la rehabilitación lo asumirán las empresas constructoras como Cicsa, ICA y Alstom y lo que se refiere a trenes por parte de CAF. El monto económico y plan de trabajo se dará a conocer la próxima semana.
El secretario de Obras y Servicios, Jesús Esteva Medina, precisó que quienes participaron en la propuesta técnica son especialistas en estructuras, «de ahí se llegó a la decisión de que con el reforzamiento es suficiente», y añadió que la Línea Dorada estará segura y se dejará «en mejores condiciones de la que la recibimos».
Retrasan Peritaje de la Empresa DNV.
Tras el incidente de la Línea 12, el pasado 3 de Mayo, el Gobierno capitalino contrató a la empresa noruega DNV para realizar un peritaje externo que se realiza en tres fases la Fase I, el Pre-Dictamen Técnico; la Fase II, que es la investigación de la Causa inmediata (también conocida como investigación de fallas), y la Fase III, el análisis de causa raíz (ACR). Las fases II y III han tenido un cambio de fechas por solicitud de la empresa.
Los primeros hallazgos encontrados en la Fase I por parte de la empresa DNV fueron algunas deficiencias en el proceso constructivo, tanto en el proceso de soldadura de los pernos Nelson; porosidad y falta de fusión en la unión perno-trabe; falta de pernos Nelson en las trabes que conforman el conjunto del puente.
Además, se identificaron diferentes tipos de concreto en la tableta; soldaduras no concluidas o mal ejecutadas y hubo deficiencias en la supervisión y control dimensional en soldaduras de filete.
Entre los daños observados esta la deformación de las trabes del lado poniente en secciones T-1, T-7 y T-6, sobre patines y almas que las conforman; roturas en almas de las trabes T-1 y T-7 del lado poniente, con sistemas de contraventeo (perfiles de ángulo) y sus placas de conexión.
Entre los hallazgos de la revisión física y documental, es que operativamente la Línea 12 estaba trabajando en condiciones normales, de acuerdo con sus protocolos o programas de traslados y como parte de sus actividades preventivas, se cuenta con las evaluaciones de condición de ruedas metálicas.
También, los componentes de las vías, rieles, gabinetes y motores de interruptores se observaron en condiciones normales, cumpliendo con los protocolos de mantenimiento rutinario, de acuerdo con la inspección visual en el área analizada.
El exdirector del Proyecto Metro, Enrique Horcasitas, y el exdirector de obra de la Línea 12, Moisés Guerrero Ponce, presentaron una denuncia penal contra la titular de la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil (SGIRPC), Myriam Urzúa Venegas, por el delito de uso ilegal de atribuciones y facultades por haber contratado a la firma noruega DNV para la realización del peritaje forense sobre el derrumbe de la Línea Dorada.
También interpusieron una querella ante la Secretaría de la Contraloría General capitalina por excederse en sus funciones y una queja ante la Comisión de Derechos Humanos local, pues consideran que la información que se ha dado sobre el percance les está generando un daño.
Las denuncias presentadas ante la Fiscalía General de Justicia (FGJ) también incluyen a Jesús Ramos Cedillo, director ejecutivo de Administración y Finanzas; Rafael Humberto Marín Cambranis, director General de Análisis de Riesgos y contra quien resulte responsable. Sun