Senadores del Grupo Plural Exigen Romper Relaciones con Nicaragua

136

Los senadores Emilio Álvarez Icaza y Germán Martínez Cázares, solicitaron a la Secretaría de Relaciones Exteriores que el Gobierno de México emplace al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra, a garantizar el pleno ejercicio de derechos en ese país o, de lo contrario, que rompa relaciones diplomáticas con el régimen sandinista.
En una carta abierta dirigida al canciller Marcelo Ebrard, ambos legisladores del Grupo Plural denunciaron que en Nicaragua se violan sistemática y cotidianamente los derechos humanos de las y los nicaragüenses, lo que se comprueba de manera «irrefutable» con las indignantes condiciones que rodearon la muerte del Comandante Uno, Hugo Torres, quien ayudó a derrocar al dictador Anastasio Somoza, pero que después fue perseguido por el Gobierno de Daniel Ortega.
Los dos Senadores sin partido lamentaron que el Comandante Uno haya perdido la vida encarcelado y sin conocer un juicio debido ante tribunales imparciales, y afirmaron que en esas mismas circunstancias inhumanas y anticonvencionales se encuentran otros disidentes del régimen nicaragüense.
«México no puede cerrar los ojos ante el dolor que produce la muerte de Hugo Torres, ni mirar cobardemente para otro lado frente a los calabozos y torturas que promueve y tolera la pareja presidencial, dueña del poder absoluto en ese país hermano, cuna de amigas y amigos de México como el poeta Ernesto Cardenal, quien murió esperando un gesto de solidaridad que nunca llegó», advierten en la misiva.
Los senadores Álvarez Icaza y Martínez expresaron que conocen muy bien los principios constitucionales que deben guiar la política exterior mexicana, y saben que el Gobierno de la República invoca continuamente dos de esos principios: la autodeterminación de los pueblos y la no intervención.
«Pero también es cierto, que ese mismo texto constitucional (artículo 89 fracción X) contempla otro principio para dirigirnos a otras naciones, y es tan importante y trascendente como los otros: ‘el respeto, la protección y promoción de los derechos humanos’».
Además, destacaron que en la política exterior mexicana hay un contraste doloroso. «Es una pena que el desacreditado gobierno de José López Portillo restableciera relaciones con la España democrática, y al mismo tiempo, rompiera contactos gubernamentales con la dictadura de Nicaragua; cuando hoy, para vergüenza e ignominia, el actual Gobierno de México abraza al dictador Ortega Saavedra y pone en ‘pausa’ las relaciones con la España democrática.
«Por lo tanto y en virtud de que es nuestra tarea analizar la política exterior, solicitamos a Usted, proponer al Presidente de la República, el emplazamiento público a Ortega Saavedra para que libere a las y los presos políticos, que saturan las cárceles nicaragüenses; cese la persecución y agresiones contra críticos y opositores; garantía plena a los derechos de asociación y manifestación; y respeto irrestricto a la libertad de expresión», exponen en la carta.
«Caso contrario, Señor Canciller, el Gobierno de México debe proceder a romper relaciones diplomáticas con el régimen dictatorial de Nicaragua. Se trata de una medida digna y ejemplar que permitirá a nuestro país recuperar su liderazgo en América Latina, refrendando el respeto a los Derechos Humanos como columna vertebral de toda democracia moderna», finaliza el texto dirigido al Secretario de Relaciones Exteriores. Sun