jueves, julio 7, 2022
spot_img

ALFIL NEGRO

“La inflación está llevando a una debacle económica al pueblo mexicano; amén de las pandemias y la inseguridad”

La Carpa Chicha
Oscar D. Ballinas Lezama

El circo nacional muestra otra función en su tercera pista, los mexicanos siguen viendo asombrados la actuación de los payasos, mimos y saltimbanquis de la cuarta transformación, quienes prometieron risas, alegrías y prosperidad para todos los habitantes de la nación azteca y hasta ahora, no han cumplido.
Cada día tratan de presentar una nueva atracción que mantenga al público alejado de la realidad, sus cuentos y malabarismos fueron estupendos en los dos años, la gente aplaudía a rabiar las actuaciones de los merolicos, magos y prestidigitadores que juraban y perjuraban que desaparecerían los problemas de este país, en menos que canta un gallo.
El tiempo ha pasado, la gente sigue viendo y escuchando las mismas y pésimas actuaciones, los mismos cuentos que escucharon durante varias décadas con los que ahora, el actual Gobierno bautizó como neoliberales y traidores de la patria.
El dueño del circo en este sexenio cada vez está más preocupado, los enanos le siguen creciendo, los alambristas se han tullido y la mujer barbona se está quedando lampiña; lo peor de todo es que aún les faltan dos años y medio para hacer otras presentaciones y parece ser que ya no tienen nuevas maromas distractoras, más que las electorales.
Por lo pronto la inflación que no han sabido controlar los está dejando sin audiencia, la gente ya no tienen suficiente dinero para pagarse ningún lujo, al menos los ciudadanos que aún conservan un trabajo común y corriente, que son la mayoría; el costo de los productos y servicios siguen aumentando, mientras los salarios se encuentran estancados debido a la austeridad nacional.
En el Día del Maestro la secretaria de Educación, Delfina Gómez, trató de darles atole con el dedo anunciando un raquítico aumento al magisterio de 7.5 por ciento (debajo de la inflación) a los que ganen menos de 10 mil Pesos mensuales; los demás, se supone, quedarán chiflando en la loma. La recomendación o solución al problema es rezar y ahorrar para que alcance el dinero, dicen los ‘expertos’ en economía.
En la pista número dos, la gente sigue viendo la obra de los ‘500 médicos cubanos’; al parecer fueron contratados por tres meses y no por seis, como se había dicho oficialmente y por ello, el Gobierno mexicano pagará al de Cuba la no despreciable suma de 255 millones de Pesos, dizque por el “servicio de los especialistas”, según algunos Diputados de la oposición que gritaron y manotearon en San Lázaro.
Otra función que tampoco fue del agrado de la mayoría de los espectadores del circo de la cuarta transformación fue la de ‘proteger a los criminales’, que según el Gran Tlatoani’, tienen los mismos derechos humanos que la gente honesta y trabajadora.
El público se desgañita gritando para que el dueño del circo aplique la ley a los delincuentes, recordándole que cuando tomó las riendas de la ‘Carpa chicha’, juramentó hacer guardar la Constitución y las leyes que de ella emanan, lo que ahora trata de no cumplir poniendo oídos sordos y echándole encima a los leones a los espectadores que pagaron su entrada, por lo que exigen una mejor actuación y seguridad.
En otras cosas, en Chiapas ya empezaron a darse con todo los suspirantes de suplir la silla del hijo predilecto del municipio chiapaneco de Venustiano Carranza; el lodo aparece por todas partes, algunos han dejado sus quehaceres públicos para dedicarse hacer campaña.
No es raro ver a estos politiqueros olvidarse de las formas y tiempos; recorren parte de la geografía chiapaneca usando cualquier pretexto vano, el chiste es tratar de ponerse bajo los reflectores. Creen que las candidaturas o elecciones podrán ganarlas ‘madrugando’, eso sí, dejan de hacer su chamba por lo que reciben grandes salarios que salen de los impuestos del pueblo.
Están confiados porque aún les queda algo de público aplaudiéndoles sus barrabasadas, se olvidan que tanto va el agua al cántaro que lo acaba rompiendo.
El contenido de esta columna es responsabilidad exclusiva DE SU AUTOR y no del periódico que la publica.

RELATED ARTICLES

Most Popular