Bares y Cantinas Incumplen Horarios de Funcionamiento

534
Bares y Cantinas Incumplen Horarios de Funcionamiento

* Constantemente Generan Escándalos en Altas Horas de la Noche.

A pesar de que los afectados acuden a quejarse con las autoridades, los antros de vicio no son sancionados.

Tapachula, Chiapas; 6 de Julio.- Personas que habitan en las inmediaciones de bares y cantinas en diferentes puntos de la ciudad, denunciaron a EL ORBE que desde hace varios meses estos establecimientos vienen violando la ley en cuanto a sus horarios de funcionamiento, lo que hace suponer acuerdos en «lo oscurito» con las autoridades municipales, toda vez que sin mediar sanción alguna permanecen abiertos desde primera hora de la mañana.
En un recorrido por diferentes puntos de la ciudad, pudimos constatar que establecimientos con la leyenda «Bar Diurno», lo que significa que su horario de funcionamiento autorizado es a partir de las 12:00 horas, abren sus puertas desde las nueve de la mañana, es decir, tres horas antes de lo que marca el Bando de Policía y Buen Gobierno Municipal, vigente.
Gladis «N», cuya casa se encuentra a unos pasos de un bar diurno en el sur oriente de la ciudad, dijo a este reportero, «ahora desde muy temprano tenemos que soportar la música de las rocolas, cuyo volumen para nada regulan, y además que al abrir más temprano, los pleitos se dan a cualquier hora del día por parte de los alcoholizados clientes», asegura también que por más que acudan al Ayuntamiento para quejarse, no obtienen respuesta, «mi familia se ve afectada porque tenemos un familiar enfermo y el ruido de la música desde temprano a tan alto volumen lo altera, sé de otros vecinos que se han quejado y no les han hecho caso, es más, a alguno de ellos los empleados del bar les han reclamado, lo que me hace suponer que están de acuerdo con los funcionarios para permitirles abrir fuera de horario, pues se supone que no tendrían que saber los encargados de que alguien se quejó».
Por su parte, Tomas Antonio, vecino de uno de los establecimientos que comercializan alcohol, declaró: «tenemos temor a denunciar y dar la cara, pero es porque no se sabe quiénes en realidad son los dueños de los bares y cantinas, siempre se sabe de las personas encargadas, se sabe también que en ocasiones un mismo dueño tiene varios negocios de este giro, y en estos tiempos de tanta inseguridad tememos por nuestra integridad. Esa falta de regulación hace que se abran esos negocios en cualquier parte sin que se solicite la autorización de los vecinos, aquí somos todos dueños, el bar cercano a dos casas de la mía, tiene un año funcionando, nunca nos consultaron, no es sólo la música, es que soportamos borrachos que salen a hacer sus necesidades fisiológicas a nuestras banquetas, que meseras o meseros hagan escenas inapropiadas en la calle o regularmente se dan pleitos, sin que ninguna autoridad intervenga», finalizó. EL ORBE/ Alberto Bonilla Acosta