En Condiciones Deplorables la Unidad Administrativa

415
La estructura del edificio, el cual alberga a 14 dependencias gubernamentales, luce completamente deteriorada, con goteras por todos lados, baños inservibles, entre otros problemas.

Tapachula, Chiapas; 25 de Agosto.- Los trabajos de rehabilitación que se hicieron recientemente en la Unidad Administrativa, ubicada al sur de la ciudad, se están cayendo a pedazos y los servicios públicos del edificio, colapsaron.

Las empresas contratadas para esos trabajos reportaron que, con una inversión superior a los 30 millones de Pesos, se rehabilitaron esas instalaciones, sede de 14 dependencias gubernamentales.
Las instalaciones, construidas en 1991 por la empresa Herma, alberga a las Delegaciones de Hacienda, Registro Público de la Propiedad, dos Oficialías del Registro Civil, Conciliación y Arbitraje, la Secretaría del Trabajo, Obras Publica y Comunicaciones, Catastro, Atención Ciudadana, Subsecretaría de Gobierno, Contraloría Social, Sedem, Educación, Comunicación Social, y Recursos Naturales.
Los trabajos, supuestamente, incluyeron la construcción del domo central; la reparación de la azotea; modernización de los sanitarios, redes eléctricas, plafones y oficinas, además de la rehabilitación general.
Asimismo, la supuesta introducción de una nueva red sanitaria y pluvial, cubículos y accesorios, además de vitropiso en suelos y paredes, entre otros.
Lo cierto es que pareciera que esos trabajos fueron de muy mala calidad, porque, o ya no sirven, o se están cayendo a pedazos.
Por ejemplo, los baños no cuentan con agua porque las “modernas” redes no funcionan. Por ello, se han instalado tambos de plástico en el interior del edificio para que los usuarios carguen sus cubetas.
Los cubículos de los baños tienen severos daños, así como puertas de madera, mosaicos, repellos y otras partes supuestamente rehabilitadas.
Protección Civil y la Carabina de Ambrosio.
Con sus más de 28 años de servicio y -al menos- dos dictámenes de Protección Civil de que es un lugar de alto riesgo y que, por lo tanto, debe ser demolido, la Unidad Administrativa se está desmoronando.
Las instalaciones, cobija todavía, muy a pesar de los recortes del personal, a más de un centenar de trabajadores estatales, que exponen todos los días su vida por las lamentables condiciones en las que se encuentran esas oficinas.
Y es que durante muchos años ese lugar no recibió el mantenimiento y la rehabilitación que requería y, por lo mismo, se fue deteriorando gradualmente.
Además, los sismos le han afectado severamente, sobre todo en paredes, escaleras y falso plafón, que, junto con la humedad, ocasionó que las autoridades se vieran obligadas a cerrar varias áreas.
Todos los días, durante tres décadas, ese lugar le ha generado millones de Pesos a las autoridades por pago de impuestos, derechos y otras contribuciones fiscales.
El olor a heces fecales se ha apoderado del lugar. Es una oficina que refleja miseria y también es un claro ejemplo de la marginación al Soconusco.
Desde hace muchos años, representantes de la sociedad y conocedores de la obra pública sugirieron que el edificio debería ser demolido y construir, en su lugar, nuevas instalaciones.
Hasta el momento se desconocen los motivos que hay para que Protección Civil, en cualquiera de sus instancias, guarde sumisa en el silencio y no proceda para que se cumplan los dictámenes. EL ORBE/Ildefonso Ochoa Argüello