Alerta en la Frontera Sur por Muerte de Dos Haitianos con Síntomas de Covid; uno lo Sacaron a la Calle sus Compañeros

569
El activista Luis Villagrán advirtió que muchos migrantes ingresaron de manera ilegal al país, no pasaron por filtros sanitarios y podrían tener Coronavirus o alguna otra enfermedad.

* HAY RIESGO DE CASOS MASIVOS, YA QUE LA MAYORÍA DE MIGRANTES DUERMEN AMONTONADOS EN PEQUEÑOS CUARTOS QUE RENTAN.

* MILES DE INDOCUMENTADOS SIGUEN ESPERANDO SER ATENDIDOS POR LA COMAR.

Tapachula, Chiapas; 04 de Septiembre del 2020.- En una semana, esta ciudad ha sido convertida en centro de atención y alerta, en virtud de que han fallecido dos migrantes haitianos, presumiblemente, a consecuencia del Covid 19 y en condiciones deplorables.
García Villagrán, director del Centro de Dignificación Humana, dijo, a razón de ejemplo, que uno de ellos fue encontrado tirado en la calle, «en una acción grotesca y vergonzosa para la sociedad», y el otro en su cuarto, donde permanecía hacinado junto con otros paisanos suyos.
En entrevista para este rotativo, calculó que son 11 mil migrantes haitianos, cinco mil cubanos y el resto de otros países que están varados en Tapachula, casi todos ellos sin empleo, alimentos o medicamentos.
Estos han esperado por meses un documento que tramitaron en la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), que les permita vivir legalmente en territorio nacional, pero que no les entregan, pero tampoco les dan otra respuesta.
Esas personas, dijo, son las que permanecen hacinadas en cuartuchos, viviendo un calvario y en condiciones deplorables, «debido a que la Comar no les resuelve de inmediato»», además de ser acosados por elementos del Instituto Nacional de Migración».
Esta situación que viven los migrantes en Tapachula, agregó, ha fortalecido a los traficantes de seres humanos o a los que cometen el delito de trata de personas.
Tapachula, anteriormente era considerada como la capital económica en el Estado, pero que ahora se ha derrumbado ese concepto, sostuvo.
Primero, consideró, por la crisis de salud, derivado de la pandemia y, en segundo lugar, por la crisis humanitaria derivada por la presencia y situación de los extranjeros que arriban a esta ciudad y que no les resuelven su condición migratoria.
Por lo mismo, exigió a las autoridades federales a que hagan su trabajo «y no nomás se anden tomando la foto para presumir que están trabajando».
Y es que, puntualizó, «en la Frontera Sur hay problemas de salud, educación, ambientales, y de seguridad, porque las Autoridades Federales no se preocupan en lo mínimo de atender el asunto migratorio como corresponde». EL ORBE / Nelson Bautista