Médicos Advierten Sobre Efectos que el Covid-19 Puede Tener en el Cerebro

163
Médicos Advierten Sobre Efectos que el Covid-19 Puede Tener en el Cerebro

* Pacientes Presentaron Problemas Neurológicos.

Algunos científicos sospechan que el Covid-19 causa insuficiencia respiratoria y muerte no por daño a los pulmones, sino al cerebro. Y que otros síntomas de esos problemas neurológicos incluyen dolores de cabeza, derrames cerebrales y convulsiones.
Para Julie Helms, comenzó con un puñado de pacientes ingresados en su Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) en el Hospital Universitario de Estrasburgo, en el noreste de Francia, a principios de marzo de 2020.
En cuestión de días, todos los pacientes en la UCI tenían Covid-19, y no eran solo sus dificultades respiratorias las que le causaron alarma.
«Estaban extremadamente agitados y muchos tenían problemas neurológicos, principalmente confusión y delirio», afirma.
«Estamos acostumbrados a tener algunos pacientes en la UCI que están agitados y requieren sedación, pero esto fue completamente anormal. Ha sido muy aterrador, especialmente porque muchas de las personas que tratamos eran muy jóvenes, muchas de 30 y 40 años, incluso de 18 años».
Helms y sus colegas publicaron un pequeño estudio en el «New England Journal of Medicine» que documenta los síntomas neurológicos en sus pacientes con Covid-19, que van desde dificultades cognitivas hasta confusión.
Todos son signos de «encefalopatía» (el término general para daño al cerebro), una tendencia que los investigadores en Wuhan habían notado en los pacientes con coronavirus en febrero pasado.
Ahora, más de 300 estudios de todo el mundo han encontrado una prevalencia de anomalías neurológicas en pacientes con Covid-19, que incluyen desde síntomas leves como dolores de cabeza, pérdida del olfato (anosmia) y sensaciones de hormigueo (arcoparastesia), hasta resultados más graves como afasia (incapacidad para hablar), ataques cerebrales y convulsiones.
Esto se suma a los hallazgos recientes de que el virus, que se ha considerado en gran medida como una enfermedad respiratoria, también puede causar estragos en los riñones, el hígado, el corazón y casi todos los sistemas de órganos del cuerpo.
«Todavía no sabemos si la encefalopatía es más grave con Covid-19 que con otros virus, pero puedo decirle que lo hemos estado viendo bastante», dice la neuróloga Elissa Fory de la Fundación Henry Ford en Detroit, Michigan, en Estados Unidos.
«A medida que aumenta el número de casos comienzas a ver no solo las manifestaciones comunes sino también las poco comunes, y las estamos viendo todas a la vez, lo cual no es algo que ninguno de nosotros haya encontrado en nuestras vidas».
Las estimaciones de la prevalencia exacta varían, pero parece que aproximadamente el 50% de los pacientes diagnosticados con Sars-CoV-2, el virus responsable de causar la enfermedad Covid-19, han experimentado problemas neurológicos.
¿Puede el Virus Infectar el Cerebro?
La mayoría de los investigadores creen que el efecto neurológico del virus es un resultado indirecto de la falta de oxígeno en el cerebro (la «hipoxia feliz» exhibida por muchos pacientes) o el subproducto de la respuesta inflamatoria del cuerpo (la famosa «tormenta de citocinas»).
Otros no están tan seguros: cada vez hay más evidencia de que el virus realmente puede invadir el cerebro mismo.
«Si me hubieras preguntado hace un mes si había alguna evidencia publicada de que el Sars-CoV-2 podía cruzar la barrera hematoencefálica habría dicho que no, pero ahora hay muchos informes que muestran que definitivamente sí puede», dice Stevens.
Los investigadores chinos también encontraron rastros del virus en el líquido cefalorraquídeo de un paciente masculino de 56 años que padecía encefalitis severa.
Y en un examen post mortem de un paciente de covid-19 en Italia, los investigadores detectaron partículas virales en las células endoteliales que recubren los vasos sanguíneos del cerebro.
De hecho, algunos científicos ahora sospechan que el virus causa insuficiencia respiratoria y muerte no por daños en los pulmones, sino por daños en el tronco encefálico, el centro de comando que garantiza que sigamos respirando incluso cuando estamos inconscientes.
El cerebro normalmente está protegido de enfermedades infecciosas por lo que se conoce como la «barrera hematoencefálica»: un revestimiento de células especializadas dentro de los capilares que atraviesan el cerebro y la médula espinal. Estos impiden que los microbios y otros agentes tóxicos infecten el cerebro.
Si el Sars-CoV-2 puede cruzar esta barrera, sugiere que el virus no solo puede ingresar al núcleo del sistema nervioso central, sino que también puede permanecer allí, con el potencial de regresar años después.
David Nutt, profesor de neuropsicofarmacología en el Imperial College de Londres, dice que él mismo trató a muchos pacientes en las décadas de 1970 y 1980 que habían sufrido depresión clínica severa desde la pandemia de influenza de 1957 en Reino Unido.
«Su depresión era duradera y era sólida; era como si todos sus circuitos emocionales se hubieran desconectado», dice, advirtiendo que podríamos ver lo mismo nuevamente, pero a una escala mucho mayor.
«Las personas que reciben el alta de la UCI con covid-19 deben ser monitoreadas sistemáticamente a largo plazo para detectar cualquier evidencia de daño neurológico, y luego recibir tratamientos intervencionistas si es necesario».
Los pacientes que experimentan insuficiencia pulmonar pueden usar un respirador y los riñones pueden rescatarse con una máquina de diálisis y, con algo de suerte, ambos órganos se recuperarán. Pero no hay una máquina de diálisis para el cerebro. Sun/ Esta nota fue publicada originalmente en BBC Future.