Donan Respirador Artificial a Niño de Escasos Recursos

807
Donan Respirador Artificial a Niño de Escasos Recursos
Donan Respirador Artificial a Niño de Escasos Recursos

 

* Para Seguir Tratamiento en su Casa.

Tapachula, Chiapas; 24 de Marzo.- Tras permanecer internado desde el 2010 en el Hospital Regional conectado a un respirador artificial, el menor Adonaí Sánchez Jiménez podrá irse a casa gracias a que la Asociación Federal de Terapeutas Respiratorios, A. C., con sede en el Estado de México y que preside Juan Carlos Pérez González, le donó un aparato.
Pérez González destacó que al enterarse de la problemática por la que atraviesa el menor, originario del municipio de Mapastepec, decidieron hacer la donación del equipo que, aunque no quiso dar cifras, extraoficialmente se supo vale entre 70 y 90 mil pesos, con lo en unos días más podrá disfrutar del ambiente familiar.
Destacó que son una Asociación Civil sin fines de lucro, integrada por terapeutas respiratorios y a lo largo de tres años han ayudado a muchas personas en el país, principalmente en Oaxaca y Chiapas e indicó que los recursos los obtienen a través de actividades académicas para poder ayudar a la gente.
Se trata de un recurso bastante caro, al que el 99 por ciento de la población no tiene la facilidad de acceder a este equipo y todo lo recaudado en un curso latinoamericano en Puebla permitió adquirir el respirador que este viernes le fue entregado al paciente a través de su mamá Ávila Morales Velázquez, se dijo.
Le darán seguimiento al caso, afirmó, porque el objetivo es rehabilitarlo y esperan que en determinado tiempo deje de utilizar el respirador, con las terapias que le brinden.
La señora Morales Velázquez agradeció a la Asociación Federal de Terapeutas Respiratorios, A. C., por su altruismo y que le permitirá que esté con su familia, además de hacer extensivo su agradecimiento al personal del hospital por todos los cuidados y atenciones recibidas a lo largo de todos estos años. Estuvieron presentes ciudadanos altruistas, como el joven Ángel Gómez y la señora Olvita Palomeque. EL ORBE/Rodolfo Hernández González