Alcanza Tapachula y los Niveles de Inseguridad Más Altos en su Historia

1327
Alcanza Tapachula y los Niveles de Inseguridad Más Altos en su Historia
Alcanza Tapachula y los Niveles de Inseguridad Más Altos en su Historia

*Se han Denunciado 198 Homicidios, 718 Asaltos a Empresas y 756 Robos a Viviendas.

Tapachula, Chiapas; 24 de Septiembre.- A menos de una semana de los relevos gubernamentales en los municipios de Chiapas, el Ayuntamiento que encabezó Neftalí Del Toro Guzmán, fue incapaz de solucionar el problema de inseguridad de Tapachula, ya que alcanzó los niveles más altos que se tengan registrados en la historia.
De acuerdo al último reporte de este fin de semana del Semáforo Delictivo Nacional, del 1º de Octubre del 2015 al 30 de Agosto de éste año, que es hasta donde se tiene contabilizado, Tapachula se colocó en el primer lugar en el Estado en varios delitos.
Según ese informe, que engloba los registros oficiales de las dependencias de los tres niveles de Gobierno y que aún no contempla el último mes de esta administración, en su periodo se registraron 198 homicidios. Tan sólo en lo que va del 2018, hay un incremento en ese delito en 133 por ciento con relación a lo ocurrido el año pasado.
Hasta ahora, según esas estadísticas, el 2017 es el año más sangriento para el municipio, luego de que se reportaron 73 homicidios contra los 60 que se cometieron en el 2015, cuando inició el actual Ayuntamiento, pero, con las cifras que van hasta ahora en este año (64), todo parece indicar que serán superadas.
Mientras que, desde aquel 1º de Octubre cuando tomó posesión Del Toro como Alcalde hasta el último día del mes de agosto, se han contabilizado 97 denuncias por extorsión, uno de los agravios que los sectores productivos de Tapachula han señalado, pero la mayoría de los empresarios prefieren no denunciarlos por el temor a las represalias que puedan tomar las bandas delictivas en contra de ellos.
En esos mismos 35 meses contabilizados de la presente administración municipal, se han presentado también cinco denuncias penales por el delito de secuestro.
El incremento en la comercialización de drogas a través del narcomenudeo también es un claro reflejo que la estrategia de seguridad en Tapachula y los funcionarios que han tenido esa responsabilidad, han sido un fracaso.
Y es que en ese lapso, se han presentado 437 denuncias por ese flagelo en el municipio, siendo el 2017 con las cifras más altas, con 174, aunque de Enero a Agosto de este año ya iban 165.
De acuerdo a esos informes, en Tapachula hay un incremento en denuncias por narcomenudeo en 106 por ciento entre lo ocurrido en este 2018, con relación al año anterior.
El robo de vehículos en el municipio se ha convertido en un delito de todos los días. Los costosísimos equipos de vigilancia a través de cámaras no han dado el resultado esperado. Es más, se cree que ni sirven.
Desde que tomó posesión Del Toro hasta el inicio de este mes, se habían robado en la ciudad mil 16 vehículos, es decir, en promedio de uno diario.
Pero la delincuencia común o la organizada no solamente han tomado las calles de Tapachula como centro de operaciones, sino que también se han dado el lujo de entrar a las viviendas y hacer de las suyas en contra de una sociedad que se siente desprotegida, con coraje y en estado de indefensión.
Había hasta ese momento 756 denuncias por robos a casa-habitación, en espera de que las autoridades detuvieran a los responsables y aplicaran justicia.
Algo similar ocurre con los comercios establecidos y prestadores de servicios. Por ello, los representantes de los sectores productivos han insistido, una y otra vez, aplicar medidas emergentes contra ese flagelo y hacer una limpia profunda en los cuerpos policiacos, ante la duda de la corrupción.
Durante los 35 meses en mención, en Tapachula se denunciaron formalmente 718 asaltos o robos a empresas instaladas en la ciudad, la mayoría a mano armada.
El otrora municipio de paz, es ahora un campo de enfrentamientos entre la misma sociedad. En la presente administración municipal se reportó hasta el cierre, mil ocho denuncias penales por lesiones.
Si bien es cierto que todos los delitos son en agravio de la sociedad y les causan un perjuicio y daños psicológicos, muchas veces irreversibles, lo son aún más cuando las víctimas pertenecen a los sectores vulnerables, como los menores de edad y las mujeres.
Durante ese periodo del Ayuntamiento de Neftalí Del Toro, se habían cometido 259 ataques sexuales en la localidad y, lamentablemente, la mayoría permanece impune hasta la fecha, al igual que cinco secuestros.
Hasta ahora no ha ocurrido pero, ¿qué pasaría si una de esas mujeres ultrajadas, e incluso algunas de ellas asesinadas, fuera hija o familiar de algún político?, ¿se actuaría con el mismo desinterés o se buscaría aplicar todo el peso de la ley en contra de los responsables?
Un municipio con descomposición social, agraviado por la falta de oportunidades, por el desinterés o la ignorancia de sus autoridades y por otros factores, ocasiona también problemas en las familias.
En el periodo contabilizado, se abrieron 2 mil 960 quejas por violencia intrafamiliar, es decir, casi tres diarias.
Lo peor de todo es que en los primeros cinco meses ya había mil 288 denuncias en ese rubro y, con ello, se prevé que el 2018 será el año con cifras récord de ese y otros delitos.
Esto es parte del inventario que dejará como herencia Neftalí Del Toro a las próximas autoridades municipales.
Los datos solamente se refieren a los delitos denunciados penalmente ante una autoridad; es decir, se desconoce el número en los que la víctima prefirió guardar silencio.
Afortunadamente para los tapachultecos, el Ejército Mexicano, la Armada de México, la Gendarmería, la Policía Federal, la PGR, y todas las corporaciones estatales, unieron esfuerzos para incluir a Tapachula en sus acciones de seguridad, ante el desbordamiento de la inseguridad. De lo contrario, ¿qué hubiera pasado? EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello