Policías Propinan Brutal Golpiza a Universitario Victima de Asalto

385
Policías Propinan Brutal Golpiza a Universitario Victima de Asalto
Policías Propinan Brutal Golpiza a Universitario Victima de Asalto

*Pidió Auxilio y en Lugar de Apoyarlo Arremetieron Contra él.

Tapachula, Chiapas; 27 de Diciembre.- Un joven universitario que solicitó el auxilio de elementos de seguridad privada y de la Policía Municipal de Tapachula porque había sido víctima de un asalto armado, fue agredido a golpes por los uniformados y detenido como si él fuera el delincuente.
Además, tuvo que ser enviado a un hospital privado para recibir atención médica de emergencia, luego de los daños físicos a los que fue sometido por los “guardianes” del orden.
De acuerdo a los primeros informes de lo ocurrido, Jorge Adalberto “N”, chef de profesión y estudiante de la Licenciatura de Derecho, en una escuela ubicada al oriente de la ciudad, regresaba a su domicilio luego de festejar las fiestas navideñas.
Al pasar por el rumbo del mercado “Laureles”, un par de personas que se trasladaban en una motocicleta se le emparejó, lo encañonó con un arma de fuego y le exigió que les entregara sus pertenencias de valor.
Se sabe que el joven llevaba consigo en esos momentos 30 mil Pesos en efectivo, su celular, un portafolios con cheques, entre otras cosas, lo cual tuvo que entregar al malhechor, por temor de ser asesinado.
Sin embargo, un taxista que se percató de lo ocurrido le sugirió que pidiera auxilio a los guardianes de seguridad de su propia escuela, cerca del lugar de los hechos, y así lo hizo.
Cuando estaba narrando lo acontecido, según su versión, los guardianes se burlaron de él y no detuvieron a los delincuentes que en esos momentos volvieron a pasar cerca de la víctima.
Ante la irritación del joven universitario, asegura que lo empezaron a agredir y poco después llegaron policías municipales, quienes lo detuvieron, esposaron y lo subieron en la parte trasera de la patrulla 397.
De acuerdo al joven, los municipales lo agredieron también, sobre todo en la cara, y le ordenaban que se callara, aún cuando el universitario argumentaba que las esposas en sus manos lo venían lastimando demasiado.
Ya en las instalaciones de la corporación, argumentó a la guardia que se estaban violando sus derechos humanos y civiles, y que estaba siendo objeto de abuso de autoridad.
En lugar de que su denuncia fuera atendida, indicó que lo torturaron moralmente al decirle que en el interior de las celdas iba a ser violado salvajemente si no entregaba cierta cantidad de dinero, además de que le negaron el derecho de una llamada telefónica a sus familiares, para que supieran lo que le estaba ocurriendo.
Las agresiones a las que señala fue objeto en el interior de esas instalaciones, son inenarrables. Lo que recuerda es que eran ocho elementos policíacos y uno de ellos le dio en la cara con un arma larga, mientras que el resto lo agredía hasta dejarlo inconsciente.
Considera que fue arrastrado hasta una celda y, horas después, fue despertado por otros detenidos que se encontraban en ese mismo lugar.
Señala que esas personas en la celda lo alentaron a resistir sus heridas y a permanecer despierto para no seguir siendo agredido, hasta que llegó una doctora a valorar sus heridas.
Además, se presentó el propio secretario de Seguridad Pública Municipal, Pedro Enoc García Palazuelos, a quien narró todo lo ocurrido.
Sin embargo, lo tuvieron encerrado 36 horas hasta que un policía se compadeció de él y le prestó un teléfono para que pudiera llamar a su mamá e informarle su terrible odisea.
Sus familiares lograron rescatarlo de esa corporación municipal para trasladarlo de emergencia al hospital, donde luchan para restablecer su salud.
Se cree que en las próximas horas será presentada la denuncia penal ante las autoridades estatales y federales, y se pedirá la intervención de los organismos de Derechos Humanos para que se investigue todo lo ocurrido y se castigue severamente a los que resulten responsables, incluso aquellos que obraron en omisión. EL ORBE/Ildefonso Ochoa Argüello. Fotos: Raymundo Grajales.