Banco de Alimentos se Prepara Ante las Lluvias

615
Banco de Alimentos se Prepara Ante las Lluvias
Banco de Alimentos se Prepara Ante las Lluvias

Tapachula, Chiapas; 3 de Junio.- Al iniciar la temporada de lluvias, en donde se prevé la formación de 24 huracanes en el Pacífico, las autoridades han establecido un plan para atender posibles afectaciones, aunque lo primordial que debe prevalecer en estos casos es el abasto de alimentos y de productos de primera necesidad para brindar el auxilio requerido.
La región del Soconusco es vulnerable a fenómenos hidrometeorológicos en cada temporada de lluvias y frecuentemente se generan contingencias por huracanes o tormentas tropicales que provocan inundaciones y derrumbes en diversas zonas de riesgo, por ello, organismos gubernamentales y no gubernamentales están atentos a lo que pudiera suceder este año.
En este sentido, la directora del Banco de Alimentos de Tapachula, Yadira Guadalupe Olaldes Hernández, afirmó que como institución de ayuda han establecido un plan de contingencia por lluvias, a través del cual se cuenta con el abasto suficiente de alimentos para atender a la población en caso de desastre, ocasionado por un fenómeno natural.
El Banco de Alimento cuenta con más de 500 toneladas de alimentos para atender cualquier eventualidad, ya que están conscientes de la demanda que se pueda tener sobre el abasto de víveres, con un plan para brindar apoyo a aquellas familias que por alguna circunstancia de desastre queden en el desamparo.
Gracias a las empresas donatarias, el inmueble de esta Asociación tiene un surtido suficiente para enfrentar la temporada de lluvias, pues en caso de ser requerida, cuentan principalmente con productos de la canasta básica como arroz, frijol, pastas, azúcar, leche, agua y así como de primera necesidad.
La entrevistada mencionó que, el Banco de Alimentos ha apoyado en diversos desastres que han afectado al Soconusco, como lo ocurrido por el huracán Stan, donde hubo miles de familias albergadas, en ese caso la institución recibió la ayuda de los empresarios y destinó íntegramente todo lo donado a las personas que lo necesitaron.
Lo mismo sucedió con los sismos de 2014 y 2017 pasado, donde gran parte de la Costa chiapaneca fue afectada por los embates del movimiento telúrico, en la que decenas de familias se quedaron sin techo, cobijo ni alimentos, por lo que el Banco de Alimentos destinó varias toneladas de víveres para abastecer a las comunidades.
Finalmente, Olaldes Hernández puntualizó que, el Banco de Alimentos estará atento a los llamados que hagan los Ayuntamientos de esta región, para poder brindar el apoyo a las familias que sufran afectaciones durante la presente temporada de lluvias. EL ORBE/ Marvin Bautista.