Protestan Contra COAPATAP por Incrementos en Recibos del Agua

323
Protestan Contra COAPATAP por Incrementos en Recibos del Agua

*Habitantes de la Colonia “San Jorge”
Tapachula, Chiapas; 24 de Junio.- Habitantes de la colonia San Jorge dieron a conocer a EL ORBE, su malestar ante la falta de seriedad por parte de los directivos del Comité de Agua Potable y Alcantarillado de Tapachula (COAPATAP), toda vez que pese a contar con un convenio firmado con la Asociación de Vecinos, legalmente constituida, el organismo en cuestión no ha respetado los acuerdos tomados en un documento oficial firmado el 19 de Octubre del 2018.
En la fecha referida y ante el incremento desmedido en las cuotas por consumo de agua potable por parte de COAPATAP, la Presidenta de la Asociación Civil Fraccionamiento San Jorge, Evodia Vázquez Antonio, apoyada por los colonos, lograron el acuerdo de realizar un convenio de pago, en el que se establece la cuota fija por consumo de agua potable, según la Cláusula 1a. del mismo, en 85 Pesos, exclusiva para ese asentamiento. En ese mismo convenio se fijó la duración del mismo de Octubre de ese año a Junio del 2019.
Sobre lo anterior, Vázquez Antonio refirió, “nuestra inconformidad es que en este ayuntamiento de verdad nos están ahorcando, siempre habíamos llegado a buenos acuerdos, nunca nos habían llegado los recibos tan altos como ahora, han respetado la cuota fija, pero a quienes posen un pequeño negocio -y me refiero a que ni siquiera tienen locales comerciales- les están llegando recibos de entre trescientos y cuatrocientos cincuenta pesos, algunos hasta más.
“Cuando llegamos al acuerdo, dijeron que quienes tuvieran negocios iba a ser una pequeña diferencia, son pequeñas tiendas, un cyber con cuatro computadoras, como es mi caso; ahora pagamos más de agua que de luz; no es posible que el recibo de la CFE me llegue por 270 Pesos bimestrales y Coapatap me cobre 329.04 mensuales. Anteriormente pagaba noventa y cinco pesos por mi negocio».
Los vecinos refirieron que el pozo del cual se surte de agua a ese fraccionamiento, la constructora se los entregó en el año 2006 para que se encargaran de su operación, pero ellos a su vez decidieron entregarlo al Ayuntamiento para que funcionase de mejor manera, “ya fuimos a lo que antes era Sagarpa, el pozo ni siquiera está registrado, no está municipalizado, el ayuntamiento no paga derechos por el uso de agua, entonces no es justo que a nosotros nos incrementen las cuotas, cuando ni siquiera son negocios formales, son podríamos decir micronegocios, que representan nuestra única fuente de ingreso para vivir, lo único que pagan es luz para el funcionamiento de la bomba, y ya tenemos el historial, actualmente están pagando cerca de nueve mil pesos bimestrales por ese concepto, pero nosotros en total somos 450 vecinos con contrato, si sumamos, pagando la cuota que se fijó en octubre nos dan más de treinta y ocho mil pesos mensuales», aseveró la Presidenta.
Ante la cercanía del vencimiento del convenio firmado con el Coapatap, la entrevistada aseguró, «ahora estamos más temerosos de lo que pase en julio, fuimos otra vez a hablar, el nuevo Director nos dijo que nos van a subir a 127 pesos, pero ya no les creemos dado como están cobrando, él dice que de Tuxtla Gutiérrez les vino la orden, pero no le creemos».
Por lo que al final dijo, «hacemos un llamado al gobernador Rutilio Escandón para que se entere de estas anomalías y nos ayude, esta situación no puede ser, nosotros no nos vamos a quedar callados, necesitamos que nos escuchen y atiendan nuestras demandas».
Por su parte, María del Rosario Vilches Villalobos, habitante del fraccionamiento agregó, «es injusto que se estén elevando las tarifas a esas cantidades, cuando nuestros vecinos ponen pequeños negocios en sus casas para ayudarse, no son grandes empresas, cómo es posible que por vender galletas paguen esas cantidades estratosféricas, para la economía que está tan mal. Antes la luz era lo más caro, ahora es al revés, el agua es más cara», y agregó, «a nosotros como adultos mayores no nos reconocen siempre el descuento del 50% fijado en la cláusula octava del convenio que firmamos y que menciona que todos los afiliados al Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (INAPAM) tenemos ese derecho, y no siempre se nos respeta cuando vamos a pagar».
Los vecinos también agregaron que otro problema grave que padecen es que los registros del drenaje la mayoría no tiene tapas, situación que han reportado en múltiples ocasiones, pero que Coapatap no ha hecho nada al respecto, «todas las tapas están hundidas y los drenajes con lodo, cuando llueve se azolva el drenaje de varias calles y brotan los excrementos por los baños y coladeras», dijeron.
De igual forma, aseguraron que algunos de los vecinos no pagan el consumo de agua, pero pese a que han sido denunciados la autoridad responsable no hace nada y nunca les corta el servicio, sin embargo a quienes sí cumplen con sus obligaciones si se pasan de la fecha de pago, les cobran hasta 108 Pesos por reconexión.
Carecen de Otros Servicios.
En nuestro recorrido por el fraccionamiento, pudimos constatar que el del agua y sus altos costos no es el único problema que enfrentan los vecinos, también refirieron que necesitan con urgencia la pavimentación de calles y alumbrado público, y sobre ello dijo Evodia Antonio, «necesitamos la pavimentación de calles del fraccionamiento, la administración anterior nos hizo novecientos metros de calle en el acceso, pero tenemos calles que ya son prácticamente de terracería; respecto al alumbrado algunos vecinos nos hemos cooperado para reparar unas luminarias, pero se necesita reparar todo el sistema. Otro tema que nos preocupa es que existen casas abandonadas cuyos dueños no aparecen desde que se fundó la colonia, y se convierten en guaridas de malvivientes que ponen en riesgo la seguridad de los vecinos», concluyó. EL ORBE/Alberto Bonilla Acosta