Humo de Cuerpos Incinerados Contamina el Norte de la Ciudad

599
Humo de Cuerpos Incinerados Contamina el Norte de la Ciudad

*Solicitan Reubicación de Crematorios.

Tapachula, Chiapas; 08 de junio.-Habitantes de la colonia “Esperanza”, ubicada al norte de la ciudad, denunciaron el grave foco de contaminación que se ha incrementado, con la incineración de cadáveres en un panteón privado en ese sector.
María Isabel Celaya, en voz de sus vecinos, dijo que casi todo el día apesta demasiado feo, “porque ahora a cada rato están quemando muertos por coronavirus u otra enfermedad , y tenemos que soportarlo, incluso la hora que estamos comiendo y eso nos afecta muchísimo”.
Señaló que, a veces, la cremación de los cadáveres la realizan a media noche y los vecinos tienen que salir de sus viviendas por la gran peste.
Por la contaminación, según narró, han tenido que preguntar a los dolientes las causas de la muerte de sus familiares, y que algunos les han confiado que de Covid-19.
Pidió a las autoridades sanitarias a exigir la reubicación de ese crematorio hacia algún lugar en donde no provoque daños a la salud de los habitantes de colonias circunvecinas.
“Imagínese como tenemos los pulmones negros de tanto humo. A mí, el doctor me prohibió quemar basura y no usar leña, pero mire que tenemos enfrente”, añadió.
Recordó que levantaron firmas para hacer su solicitud de manera formal a la Secretaría de Salud, pero que, hasta ahora, no han atendido sus reclamos.
Por su parte, Jessica Marisol Domínguez Vega, también habitante de esa colonia, dijo a este rotativo que, desde que inició la pandemia del coronavirus en el municipio, están quemando de cinco a seis cadáveres diarios.
“En el transcurso del día y de la noche vienen a quemar los cuerpos. El gobierno nos dice que nos quedemos en casa, pero para nosotros eso representa respirar humo de muertos calcinados. Yo no creo que el virus se queme. Debe de estar en el aire y lo estamos absorbiendo todo”, recalcó.
Fue más allá al cuestionar “de qué sirve que nosotros nos protejamos, si ellos los están viniendo a quemar y nos van a contaminar. Es el miedo que tenemos aquí, sobre todo porque hay niños”.
Durante la entrevista señaló el humo negro y denso que sale de esas instalaciones, así como la peste que rápidamente inundo a toda la colonia.
Puntualizó que los incinerados deben ser fallecidos por coronavirus, porque asegura que no dejan entrar a los familiares y los que manipulan los cadáveres lo realizan con equipo especial de protección. EL ORBE / M. Cancino / Ildefonso Ochoa Argüello