Familiares Manifiestan Desatención en COVID-ISSTECH por Falta de Ventiladores, Mientras el IMSS Manda a Tuxtla Gutiérrez 4 de Ellos

393
Familiares Manifiestan Desatención en COVID-ISSTECH por Falta de Ventiladores, Mientras el IMSS Manda a Tuxtla Gutiérrez 4 de Ellos

Tapachula, Chiapas; 22 de junio del 2020. – Por segunda ocasión en un mes, el Instituto Mexicano del Seguro Social “IMSS) se llevó de Tapachula hacia otra región del país, varios ventiladores mecánicos que se requieren para la atención de los pacientes intubados por Covid-19.
La primera ocasión, ocurrida el 17 de mayo, cuando la dependencia desmanteló 24 de esos ventiladores y los envió hacia la Ciudad de México.
Lo habían hecho sigilosamente, tal y como lo hicieron con otros cinco que sacaron en las últimas horas de Tapachula, esta vez hacia la ciudad de Tuxtla Gutiérrez.
Las acciones fueron confirmadas por Enrique Leobardo Ureña Bogarín, titular del Órgano de Operación Administrativa Desconcentrada del IMSS.
Los ventiladores volumétricos estaban instalados en el nuevo Hospital General de Zona No. 1 “Nueva Frontera”, ubicado al poniente de la ciudad, y tuvieron destino al del IMSS, de Tuxtla Gutiérrez.
De acuerdo a la parte oficial, la movilidad del equipo responde a la estrategia de expansión operativa elástica de hospitales Covid-19 del IMSS y al Plan Estratégico del Órgano de Operación Administrativa Desconcentrada del instituto en Chiapas.
Su argumento fue que la decisión la tomaron con apego al artículo 4º de la Constitución mexicana, artículos 1 al 5 de la Ley del Seguro Social y al Plan de Preparación y Respuesta Institucional Covid-19.
El retiro de esos equipos se da justo cuando familiares de pacientes y hasta personal de Salud han hecho público las deficiencias para la atención de la pandemia en Tapachula, que van desde falta de material y equipo, recursos humanos, hasta espacio para atender a los pacientes.
Para ejemplo, un lamentable caso se vivió el fin de semana en la Clínica Covid Isstech, al sur de la ciudad, a donde acudió una persona reconocida de apellido Yoc, que acudió a ese nosocomio en busca de atención médica por presentar los síntomas del coronavirus.
De acuerdo a la versión de algunos testigos, lo ingresaron y requería urgentemente de medicamentos y de un ventilador, pero no había. Por lo mismo, su salud fue empeorando, incluso señalan que ni siquiera le hicieron las pruebas.
Algunos consideran que pudo tratarse de negligencia médica, aunque otros opinan que ya fue rebasada la capacidad de esa clínica.
De confirmarse que la muerte se debió a que no hubo un ventilador para permitirle que pudiera respirar, dejaría en entredicho la decisión de llevarse todos esos aparatos a otras partes del país, cuando aquí hacen falta.
Y es que los tapachultecos somos mexicanos de segunda y tienen los mismos derechos a la vida como el resto de la población del país. También pagan impuestos y contribuciones obrero patronales.
El rumor de que en la Clínica Covid y en el resto de los hospitales en donde se internan a los pacientes con coronavirus no hay la capacidad y finalmente mueren, está llevando a un subregistro de los infectados.
Y es que las matemáticas no cuadran, porque, por un lado, las cifras de las autoridades de Salud señalan que los casos positivos en la ciudad van a la baja, pero las funerarias reportan decenas de muertos en un solo mes.
Los consultorios privados de las farmacias locales también confirman que atienden a decenas de personas al día, la mayoría con síntomas visibles de estar contagiados con la pandemia. Quienes han preguntado a sus pacientes, les han dicho que no quieren ir a las dependencias de gobierno, porque temen que los internen y fallezcan.
El año pasado se llevaron los macro proyectos y las oficinas de gobierno de Tapachula para otras regiones de México. Ahora son los ventiladores para Covid. EL ORBE /Ildefonso Ochoa Argüello