Impune la Venta de Medicamentos Clandestinos y “Productos Milagro”

163
Impune la Venta de Medicamentos Clandestinos y “Productos Milagro”

* En Tianguis y Mercados de Tapachula

Tapachula, Chiapas; 20 de junio del 2021. – La venta indiscriminada de medicamentos de procedencia extranjera que es anunciada públicamente en mercados y tianguis de la ciudad para curar todo tipo de males, incluyendo al Covid-19, se desarrolla impunemente.
La medicina clandestina y sin receta es comercializada todos los días a plena luz del día y sin temor alguno. Por ello se cree que pudiera haber algún tipo de arreglos con las autoridades que tienen la responsabilidad de velar que no se lleven a cabo ese tipo de comercios, incluso de pastillas sueltas, porque está de por medio la salud de la población.
Se desconocen los motivos por los cuáles no ha actuado la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), si se trata de un delito sancionado por la ley.
No se sabe en realidad con qué tipo de ingredientes químicos fueron elaborados esos «productos milagros», quiénes los hacen, cómo cruzan la frontera y de qué forma se convence a las autoridades para que los puedan vender, al igual que cigarros y licores de dudosa procedencia.
Ahora, con motivo de la pandemia del coronavirus y ante la urgencia para algunos de afrontar esa enfermedad, están adquiriendo remedios que proceden de Guatemala, sobre todo los que aseguran son la cura para las enfermedades de vías respiratorias y otro males crónico degenerativos.
Artemio «M», un vendedor de esos productos en el centro de la ciudad, dijo en entrevista para el rotativo EL ORBE que sus clientes llegan a comprarle todo tipo de productos, principalmente los que van destinados a atender asuntos del contagio de las vías respiratorias.
Explicó que las ampolletas de «X» producto, ya sean aplicadas de manera intramuscular o tomadas, tienen mucha demanda, lo mismo que el aceite «X».
Según su versión, los consumidores llegan y piden los medicamentos o antibióticos. Ahí con ellos no hay necesidad de llevar alguna receta emitida por algún médico.
A pesar de que la población está consciente de que se trata de un fraude, hay parte de la sociedad que cede ante las promesas de curarse de sus males, al precio que sea.
Se desconoce también si hay permisos por parte de las autoridades del sector Salud, pero las ventas de esos medicamentos continúan en el centro de la ciudad de Tapachula, impunemente.
De acuerdo a los propios vendedores, las ventas de medicamentos se incrementaron en los productos que tienen alguna relación con la prevención del contagio del coronavirus, aunque no hay una comprobación científica de su efectividad. EL ORBE / Ildefonso Ochoa Argüello