Tapachula Vive un Caos Migratorio: Comité de Consulta y Participación

174
Tapachula Vive un Caos Migratorio: Comité de Consulta y Participación

* Poca Atención del Gobierno Federal Agravó la Situación.

Tapachula, Chiapas; 10 de Diciembre del 2021.- Para el Comité de Consulta y Participación Ciudadana (Cocoparci) en materia de Seguridad Pública y Prevención del Delito en Tapachula, la crisis migratoria que se vive en Tapachula y sus alrededores, son una consecuencia de la mala proyección del Gobierno Federal para la atención de uno de los problemas de esta situación difícil.
Jorge Gutiérrez Franco, presidente de ese organismo, dijo en entrevista para EL ORBE, que en un principio, se dijo que aquí había trabajo para todos y la frontera estaba abierta para recibir a todos los migrantes, “y pues la gente se dejó venir de todas partes del mundo”.
Aunque después, según abundó, de repente dijeron que deberían ser frenados aquí en Tapachula por medio de la Comisión Mexicana de Atención a los Refugiados (Comar), la Guardia Nacional (GN), del Instituto Nacional de Migración (INM) y demás autoridades, entonces se convirtió en un caos tremendo en la región, sobre todo a Tapachula.
Recordó que durante la parte crítica, Comar aseguraba que atendía a 500 personas al día, o sea unas 15 mil al mes, “pero para darles solución les daba citas para meses después, es decir, en un trimestre mantenía varados a unos 50 mil, pero nos han informado que ya son más de cien mil los que transitan por la ciudad y por ello hay justificación en la molestia de los ciudadanos”.
Por eso consideró que las mismas autoridades han propiciado toda esa crisis migratoria en la frontera sur de Chiapas, “porque en un momento dado la Comar les daba una documentación para permanecer aquí en Tapachula y eso no resolvía absolutamente nada. De una y otra forma tendríamos aquí la población flotante. Es claro que desde hace décadas esta ruta servía para el paso de miles de migrantes, pero ahora el problema es que se están quedando”.
Lamentó que los indocumentados ya le tomaron la medida al Gobierno porque salen caminando un rato por la Costa y realizan bloqueos carreteros para exigirles autobuses que los lleven a otras regiones del país, para seguir sus trámites migratorios, pero también para que les den visas para que se puedan quedar a vivir en México, empleo, servicios médicos y otros servicios, a lo que la administración federal ha cedido.
Es una situación sumamente preocupante porque, dijo, aun cuando no hay cifras oficiales de cuántos han sido trasladados desde Tapachula y hacia qué regiones del país los han llevado, su número no se ve que baje, porque en las mismas cantidades siguen pasando de Centroamérica hacia Chiapas todos los días.
“No hay una solución que se vislumbre a corto plazo, porque si bien salen unos, entran otros diariamente aquí por la frontera, entonces es una cosa continua. Las autoridades deben buscar una solución para atender a los ciudadanos que exigen seguridad, no solo en la integridad física, bienes y posesiones, sino también en el problema de salud, porque no tienen ningún control sanitario esas gentes que vienen huyendo de sus países”. EL ORBE / JC