Sedena, aún sin Estudios Propios Para Santa Lucía

552
Sedena, aún sin Estudios Propios Para Santa Lucía

Ciudad de México, 19 de agosto.-La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) recibió la autorización para realizar, por cuenta propia, a partir del 2 de febrero de este año, estudios de preinversión para la Construcción de un Aeropuerto Mixto Civil/Militar de Capacidad Internacional en la Base Aérea Militar No.1 (Santa Lucía, Estado de México) y su Interconexión con el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), pero a la fecha no se han llevado a cabo.
Las limitaciones presupuestarias han impedido que la dependencia ejerza los 885.5 millones de pesos que le fueron otorgados este año para los estudios que encabezaría la Dirección General de Ingenieros de la Sedena.
De acuerdo con la Unidad de Inversión de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), con estos estudios, la Sedena pretendía contar con «el diseño del espacio aéreo y los procedimientos, así como de la capacidad y requerimiento de equipamiento para lograr los mismos; establecer la orientación, separación y longitud de pistas, así como los de ayudas a la navegación y visuales».
Además, «contar con certidumbre de las características del suelo que permitan desarrollar los proyectos ejecutivos de las edificaciones e infraestructura; certeza en los aspectos legales que no interfieran en el inicio o futuro del mismo; contar con las bases para que la infraestructura que se diseñe sea acorde con la demanda y no sobredimensionar y generar costos innecesarios».
La información a la que tuvo acceso EL UNIVERSAL añade que también buscaban identificar, de acuerdo con la normatividad vigente, el impacto ambiental de las obras que se desarrollarán, así como las medidas de mitigación para que el proyecto sea ambientalmente sustentable; contar con una propuesta de solución de conectividad entre aeropuertos que sea competitiva para los tiempos de conexión y beneficie el acceso a cada terminal aérea.
Del mismo modo, evitar imprevistos que provoquen sobrecostos a la inviabilidad del proyecto; evitar el daño o afectación al patrimonio arqueológico; contar con una estrategia integral para atender los impactos sociales y no afectar su desarrollo; garantizar que se cuente con los servicios de agua, luz, drenaje y telecomunicaciones, entre otros; darle viabilidad económica. sun