Pagasus Project, Investigación Global en la que Participó Proceso, Obtiene el Premio George Polk

105

 

Ciudad de México.- La investigación internacional Pegasus Project, que reveló cómo gobiernos autoritarios utilizaron el spyware Pegasus para atacar periodistas, defensores de derechos humanos y opositores políticos, fue galardonada hoy por el prestigioso premio George Polk en Estados Unidos, en la categoría de “reportaje sobre tecnologías”.
La investigación global, en la que participaron Proceso, Aristegui Noticias, The Guardian, el Washington Post, Le Monde y OCCRP, entre otros, bajo la coordinación de la organización francesa Forbidden Stories, desencadenó demandas contra la empresa israelí NSO Group y llevó a la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, a pedir un moratorio internacional sobre la venta de tecnologías de espionaje.
Los reportajes de los más de 80 periodistas en 17 medios “revelaron que el spyware vendido por la empresa israelí NSO Group para combatir el terrorismo y la delincuencia fue usado para intervenir los celulares de 65 ejecutivos de negocios, 85 activistas de derechos humanos, 189 periodistas y más de 600 políticos y servidores públicos en el mundo”, planteó la Universidad de Long Island, que otorga el premio George Polk.
En México, país que reportó el mayor número de registros en plataformas Pegasus durante el sexenio de Enrique Peña Nieto -más de 15 mil en apenas un año y medio-, la Fiscalía General de la República (FGR) sigue incorporando dos carpetas de investigación, pero no ha informado sobre avances significativos de las mismas.
Los medios mexicanos que participaron en la investigación internacional documentaron que la administración de Peña Nieto utilizó Pegasus de manera masiva para espiar a más de 25 periodistas, más de 100 defensores de derechos humanos, más de 700 actores políticos -entre ellos todos los cuadros de Morena, el círculo íntimo del presidente Andrés Manuel López Obrador, decenas de integrantes del PAN, así como prácticamente todos los Gobernadores-, pero también abogados y sacerdotes.
Los reportajes publicados en este semanario y en otros medios mostraron el papel central del extinto Centro de Inteligencia y Seguridad Nacional (Cisen) en el espionaje ilegal con Pegasus durante la gestión de Eugenio Imaz Gispert, un incondicional de Miguel Ángel Osorio Chong, entonces secretario de Gobernación y ahora senador por el PRI. Apro