Por Guerra en Ucrania, México Tendrá Gasolina Cara: Bank of America

139

 

Ciudad de México, 9 de marzo.-La guerra entre Rusia y Ucrania tendrá un impacto directo en México con mayores precios de petróleo, con presiones en la gasolina, además de un escenario de menor crecimiento e inflación elevada, dijo Bank of America Securities.
«Esto es principalmente un shock estanflacionario (menor crecimiento con alta inflación) para México. Vemos riesgos a la baja para nuestro crecimiento del PIB de 1.5% que ya está por debajo del consenso para 2022 y bajamos nuestro pronóstico de crecimiento del PIB para 2023 a 2% desde el 2.2% anterior», dijo la firma.
En un análisis sobre el impacto en México del conflicto entre los países europeos, la firma aumentó su pronóstico de inflación general a 6% desde 5% para fines de 2022 y a 4.6% desde 4.4% para fines de 2023.
«Hay mucha incertidumbre sobre lo que sucederá con los precios del petróleo, pero nuestra línea base de trabajo es que el Brent promediará 110/ dólares por barril este año y la mezcla mexicana rondará los 100 dólares por barril .Eso es bastante más alto que el precio de 55 dólares por barril para la mezcla mexicana considerada en el presupuesto. El aumento de los precios de otras materias primas y la desaceleración de la actividad mundial también tendrán un impacto negativo», explicó.
En ese entorno, Bank of America explicó que los precios más altos del petróleo tienen un impacto negativo en la balanza comercial de México, al tratarse de un importador neto.
«Cuando los precios del petróleo aumentan, Pemex y otros productores de petróleo en México se benefician de mayores ingresos por exportaciones. Pero los consumidores y el gobierno gastan más en gasolina (el gobierno a través del estímulo fiscal para contener el aumento de los precios de la gasolina en la bomba). Por lo tanto, los precios más altos del petróleo son un shock comercial negativo para México y, por lo tanto, los ingresos caen, lo que afecta el consumo y la inversión», detalló.
En ese sentido, resaltó que mayores precios del petróleo deterioran la balanza comercial lo que en el margen debilita el peso, cuya paridad se estima en 21.50 pesos por dólar para cierre de 2022, con riesgos de que se mantenga débil.
En tanto, el escenario de mayor inflación llevará a más presión sobre el Banco de México, con lo que Bank of America ahora espera que suba 300 puntos base en el resto del año para poner la tasa de política en 9% a fines de 2022.
«No cambiamos nuestras cifras fiscales en este momento, ya que es probable que los mayores ingresos del petróleo se gasten en estímulos fiscales para tratar de contener los precios más altos de la gasolina», añadió. Sun