ALFIL NEGRO

1410
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Circo, Maroma y Teatro
Oscar D. Ballinas Lezama

El pueblo mexicano goza de poca memoria, se olvida poco a poco de la reforma energética que provocó los gasolinazos, lo que ha llevado a este país a la crisis económica más espantosa de su historia; y en la víspera de unas nuevas elecciones, el priiato pretende devolverle el poder a los panistas, en ese toma y daca que traen desde hace algunos sexenios.
En medio de los circos de tres pistas promovidos por las dos grandes televisoras de México, han presentado al ‘payaso Trump’ como el actor principal para crear una cortina de humo que ocultara las pifias del ‘Señor de Los Pinos’, y el asalto en despoblado que su administración ha cometido en contra de la gente que vive en este país.
Poco les duró el gusto a los promotores de este circo gringo, porque al final la gente entendió que el ‘Rey pelos de elote’ está más loco que una cabra, y como bufón ya no hace reír ni a su bella esposa Melania, quien siempre que está a su lado mantiene una cara de ‘sargento mal pagado’.
Ante el temor de que los mexicanos insistan en recordar la friega que les está acomodando el Gobierno peñista, y con la ausencia de buenos espectáculos deportivos, porque el América (propiedad de Televisa) no levanta ni con grúa; tampoco hay en fila artistas de la talla de Juan Gabriel, que puedan morirse en circunstancias muy extrañas, sólo les quedan el circo de las próximas elecciones, con el cual quieren ‘matar dos pájaros de una pedrada’; por un lado que la gente se siga olvidando de la friega que le están pegando con el aumento en el precio de las gasolinas, productos y servicios; y por otro, enlodan todo lo que pueden a su acérrimo enemigo ‘el gallito de Macuspana’ rumbo a las elecciones del 2018.
Ya brincó a la segunda pista el nuevo payaso de Veracruz, quien vestido de ‘Ángel de la guarda del PRI’, jura y perjura que el Peje recibió dinero de ‘la rata Duarte’, y pide que todo el peso de la ley caiga sobre López Obrador a quien pretende asustar con el petate del muerto, porque no muestra las pruebas que dice tener de sus afirmaciones; al final podría volteársele el ‘chirrión por el palito’.
El ‘Payaso veracruzano’, hijo putativo de la exdirigente sindical del magisterio, Elba Ester Gordillo, quien en sus años mozos se dejaba querer por el hoy ‘príncipe jarocho’ a quien impuso en la dirección de la Lotería Nacional; luego con la llegada de Felipe Calderón y la ayuda de siempre de la convicta maestra, quien compurga una pena carcelaria en su lujosa residencia (así es la ley, todo para los ricos y poderosos, nada para los pobres y marginados), Miguel Yunes fue nombrado Director General del ISSSTE.
Para ello, su ‘Ada madrina’ lo convirtió en otro camaleón y le pidió que dejara las filas del PRI para ponerse la camiseta panista; con los diversos cargos públicos que obtuvo bajo el amparo de la chiapaneca, el actual excelentísimo Señor Gobernador de ‘jarocholandia’ logró amasar una incalculable fortuna, tanto en México como en el extranjero; según se ha manifestado en las denuncias públicas a través de todos los medios de comunicación, y ahora sale vestido de ‘santón’ tirando la primera piedra y señalando la paja en el ojo ajeno, sin ver la vigota que trae en el suyo, ni tener calidad moral para hablar de corrupción.
Y no es que comulguemos con el ‘Santón de Macuspana’, que también tiene cola que le pisen, sin embargo las ratas sexenales del PRIAN, le dan las buenas y las malas con los actos de corrupción; podríamos decir que el Peje es el menos malo entre esos roedores de la politiquería mexicana.
Como un ‘as entre las manga’, ahora sacan y ponen bajo los reflectores del circo oficial a la ‘payasita de la tele’ y ex primera dama, que cuando estuvo en Los Pinos con el ‘Rey beodo’, lo solapó y encubrió porque nunca denunció sus abusos de poder, actos de corrupción y los motivos de la violencia que desató con una guerra inútil contra el narcotráfico, que ha dejado miles de muertes de gente inocente y otro tanto de delincuentes y autoridades, sin que hasta la fecha se haya logrado controlar o al menos bajar los índices del narcotráfico.
La ex primera dama de México, tampoco hizo algo para que su prima y dueña de la guardería ABC en Hermosillo Sonora, fuera procesada y castigada por la muerte de 49 niños que murieron quemados en ese lugar en el 2009; también hay denuncias públicas de que la ‘Princesa de la vela perpetua’ se quedó callada, cuando otro de sus primos fue denunciado por tráfico de influencias para enriquecerse en el sexenio del adorador del Dios Baco.
“Yo soy la única que puede ganarle al Peje; la única que puede ganarle a la demagogia”; y no se mordió la lengua la ahora candidata de Televisa, rumbo a la Presidencia de la República, quien lo único cuerdo que dijo, fue: ”quiero un cambio ante la corrupción e impunidad que prevalece en el país; hay irresponsabilidad en el manejo de la economía y falta de sensibilidad de una administración que pudo detener el gasolinazo”.
Lo que ya no dijo la adoradora del santísimo sacramento, es que la corrupción y los abusos del poder de lo que ella habla ahora, como pretensa candidata de Acción Nacional, no solamente se ha implementado por los Gobiernos priistas en más de 75 años, sino también lo hicieron los panistas que bailaron al mismo son en los dos sexenios que han sido inquilinos de Los Pinos; cegada por su ambición de poder, no quiere darse cuenta que son ‘lobos de la misma loma’.
Para fortuna de estos politiqueros engañifas, el pueblo de México sigue teniendo un espíritu matraquero, patriotero, cohetero y globero, que en su mayoría se conforma con el circo y un poco de pan; los más de 80 millones de pobres siguen vendiendo su alma al diablo por unos cuantos pesos que les dan en los tiempos electorales; eso lo saben los de la mafia política y por eso no dejan de jugarles el dedo en la boca.
Por cierto, esta semana inicia el carnaval, ya se eligió una preciosa reina y un rey feo; y el viernes empiezan 18 días para divertirse en la Feria Mesoamericana; habrá grandes figuras en el palenque, los precios un poquito caros pero lo bailado a nadie se lo van a quitar; finalmente, el gasolinazo, la falta de fuentes de trabajo y la pobreza que se respira en este México lindo y querido, nos hacen lo que el viento a Juárez.