ALFIL NEGRO

1260
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

 

Bárbaros de la Nueva era
Oscar D. Ballinas Lezama
Con éxito arrancó ayer el segundo festival de escritores en Tapachula, sobresaliendo Becky Hackeber, Sheyla Horita, Yolanda López Ordaz y Sary Maldonado, quienes disertaron sobre el tema de la oratoria y los beneficios que obtienen quienes la dominan.
Más tarde, los periodistas Gustavo López y Estrella Trujillo comentaron sobre el compromiso del periodismo con la verdad; por la tarde, Denise López Espinal, Fanee Lee, Lizbeth Gutiérrez y Patricia Fonseca, disertaron el tema de la narrativa; estos eventos se desarrollaron en las instalaciones del Planetario, Casa de Ciencia y Cultura Universal.
En el tema del periodismo y la verdad, los ponentes coincidieron en que el periodista es una especie de espía del mundo al servicio de la democracia, y que todos los comunicadores deberían tener el respaldo de la sociedad democrática, quien debería ver al periodismo como un bien precioso, apuntaron Gustavo López y Estrella Trujillo.
Hoy por la mañana continuarán estas actividades dentro del marco del segundo encuentro de escritores, siendo sede las instalaciones de la facultad de ciencias químicas, con el tema ‘crímenes literarios’ a cargo de Santa García, Gerardo Torreblanca, Juan Carlos Chau Chang, Hugo Cueto y Alberto Tavernier. El sábado en el Planetario, el escritor Rodrigo Balam presentará su libro “Si miento sobre el abismo”, cuya autora es Mónica Zepeda; finalmente, Ornán Gómez, quien hizo el libro ‘Anoche mataron a mi nahual’, lo presentará a las 20 horas en el edificio del Palacio de Cristal.
En otro orden de ideas, los vientos de la política chiapaneca aún no muestran el rumbo que tomarán en el 2018; ’los cuatro jinetes del handicap de las elecciones en el año venidero, siguen haciendo rounds de sombra y queriendo espantarse entre ellos, con el ‘petate del muerto’, ante una sociedad harta de mentiras y falsas promesas de la mayoría de los politiqueros que no cambian sus estrategias para convencer al electorado, y en el pecado están llevando la penitencia.
Ninguno de los posibles candidatos que se mencionan para llegar a gobernar Chiapas, ha demostrado hasta ahora ‘tener línea y la unción patriarcal desde Los Pinos’, sin embargo, no hay que perderlos de vista porque ‘la liebre brinca por donde menos se espera’.
Los expertos en los avatares de la política mexicana, juran y perjuran que el PRI difícilmente entregará el Estado de México, considerado la ‘joya de la corona’ la cual los tricolores nunca permitirán que les sea arrebatada, van a quedarse con ella por las buenas o por las malas, si no, al tiempo.
Esas elecciones del próximo mes de junio serán el termómetro de las que vengan en el 2018; aunque como diría Eduardo Ramírez Aguilar, dirigente del PVEM en esta entidad fronteriza, ’Chiapas se cuece aparte’; muestra de ello es que el sexenio pasado lo ganó la coalición presidida por el PRD y el actual Gobierno, aunque recibió el apoyo de los priistas, el Gobernador es de extracción del Partido Verde Ecologista.
Los analistas de la política coinciden hasta ahora, que difícilmente el PRI ganaría Chiapas con Roberto Albores Gleason, como su abanderado o candidato; de ahí que los tricolores están presionando a su dirigente nacional para que ‘cheque el dato’ y haga los enroques necesarios, considerando los priistas que la carta salvadora podría ser el tapachulteco José Antonio Aguilar Bodegas.
Mientras la situación del ejército rojo sigue al ‘filo de la navaja’, debido a que ‘Clavillazo’ está empeñado en sostener al Senador comiteco, como la única y gran opción del PRI en Chiapas; otro cositía oriundo de la tierra del prócer Belisario Domínguez, sigue haciendo ‘talacha política’ y organizando sus huestes verdes en el centro y norte del Estado; quizás su punto débil siga siendo el Soconusco, donde hasta ahora ha llegado casi siempre de incognito, manteniendo todavía una distancia considerable con los costeños, sin embargo, ’el diamante negro’ podría dar la sorpresa si logra penetrar en todos los rincones de esta calurosa región chiapaneca.
Luis Armando Melgar también le está dedicando mucho tiempo al centro y norte de Chiapas, quizás pensando en que por esos rumbos la gente es un poco más complicada y exigente para emitir su voto a la hora de la verdad.
Tiene también la gran oportunidad de llegar a la gubernatura, sin embargo, le vendría bien cambiar un poco su estrategia y consolidarse primero con su gente para evitar que le vayan a comer el mandado los candidatos de los otros partidos, sobre todo Ramírez Aguilar, que escondido y toda la cosa, está caminando ya por estos rumbos.
En cuanto a Morena, PRD, PAN y los partidos pequeños en Chiapas, siguen sin figurar porque no tienen estructura y sus gallos siguen sin definirse; aunque mucha gente espera que el peje no vaya volver a ‘regarla’ como en el sexenio pasado cuando dejó afuera a su candidato natural perredista, Rutilio Escandón Cadenas, para darle la oportunidad a Juan Sabines Guerrero; presuntamente, por acuerdos ‘bajo la mesa’ con Pablo Salazar Mendiguchía. Vamos a ver, dijo un ciego.