ALFIL NEGRO

672
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Por Oscar D. Ballinas Lezama
Alcahuetes del PRI

Conforme se acerca el 2018, militantes de los diversos partidos políticos en México, se han empezado a dar ‘hasta con la cubeta’ dentro de una ‘campaña negra’, en la que todos buscan ‘sacar los trapitos al sol’ de sus oponentes, tratando con ello, dejarlos fuera de la jugada electoral del próximo año, sin embargo, ’las calabazas aún no se acomodan en la carreta’.
En la ciudad de México los dirigentes del PAN y PRD, parecen moverse bajo la influencia de obtener el poder por el poder, amén de los milloncitos que les quedan en sus chequeras; después de aceptar conformar una alianza, que supuestamente harán para ‘acabar con el presidencialismo’, aún no se ponen de acuerdo de qué bando saldrá el candidato a la presidencia de la república.
Tanto azules como amarillos dicen ser los mejores, y que el abanderado para buscar Los Pinos, debe salir de su respectiva bancada; y es ahí donde ‘la puerca está torciendo el rabo’, porque siguen sin llegar a un acuerdo, con el cual se supone que intentarán llegar unidos a las elecciones del 2018 y podrán sacar al PRI del gobierno, acusando a este partido de concentrar el poder en una sola persona.
Por su parte el abanderado del partido Morena, Andrés Manuel López Obrador, jura y perjura que tanto el PAN como el PRD son los ‘alcahuetes’ del PRI, que pertenecen a la misma mafia y que la supuesta discordia por liderar la alianza nacional, no es más que puro circo y un cuento chino para desviar la atención de la ciudadanía.
En Chiapas, los priistas aún no quieren empujar unidos la carreta, mientras que no se pongan las cartas sobre la mesa y se respete la voluntad de los cuadros de verdaderos priistas, quienes por segunda ocasión enviaron sendo desplegado a Enrique Ochoa Reza, dirigente nacional del PRI a quien le hacen saber los supuestos malos manejos del dirigente estatal en Chiapas del Partido Revolucionario Institucional, quien presumen le ha hecho mucho daño a ese instituto tricolor y a sus militantes que Mantiene divididos, apuntan en su denuncia los quejosos.
Albores Gleason, se defiende ‘como gato boca arriba’ y argumenta que el documento publicado por un diario nacional, es falso de toda falsedad, ya que al parecer los que firmaron desconocían su contenido y fueron ‘chamaqueados’, según la perspectiva del senador comiteco que también se desempeña como presidente del PRI en Chiapas y tiene otro cargo en la dirigencia nacional de ese mismo partido.
El pasado 22 de junio se llevó a cabo en Tuxtla Gutiérrez, la asamblea estatal de los priistas para elegir a las delegadas del ONMPPRI cuya dirigente en esta entidad es Rita Balboa, con la finalidad de elegir a las delegadas que participarán en la asamblea nacional el 12 de agosto en la Ciudad de México.
Como coordinadora de este evento estuvo la senadora Arely Madrid Tovilla, quien recibió la gritada de su vida y hasta insultos de otro grupo de mujeres priistas, que al parecer comulgan con Albores Gleason, y en un claro intento de ‘reventar’ la asamblea armaron un ‘Rosario de Amozoc’, donde hubo desde mentadas hasta sonoras cachetadas, aunque al parecer no lograron su objetivo y en forma democrática, se eligieron a las féminas que llevarán la representación del PRI Chiapaneco a su asamblea nacional en agosto.
El tiempo pasa y las huestes priistas parecen haberse quedado sin su líder estatal; por lo que los ex generales tricolores se le han rebelado y se están reagrupando para demostrarle a su dirigente nacional, que si se empeñan en imponer al comiteco que les ha dividido, y presuntamente abusado en el manejo de los recursos otorgados a ese instituto político, es muy factible que vuelvan a perder la siguiente elección y antes que eso suceda, ’va a arder Troya’, sentenciaron.
Los priistas inconformes contra Roberto Albores Gleason, cada vez son más y se preparan con un plan ‘B’ en el que su candidato idóneo sería el tapachulteco José Antonio Aguilar Bodegas, afirman los tricolores chiapanecos, en especial los del Soconusco y el resto de la Costa y Sierra, en donde los comités municipales del PRI fueron abandonados por su dirigente estatal, según ellos.
Al menos en Tapachula el ‘Parthenoncito’ priista está ‘para llorar’, después que Gil Lázaro Trujillo dejara la dirigencia local, pusieron al frente a un panista, quien lógicamente nunca hizo nada a favor del priismo en esta región; hace unos meses hubo un relevo y éste tampoco ha podido con ‘el paquete’, ya que al parecer su dirigencia estatal no les ha soltado un solo peso, ni siquiera para medio pintar ese edificio que se está cayendo en pedazos, al igual que pasó con su militancia que emigraron al PVEM.
En otras cosas, dio inicio el circo de tres pistas en el que su principal payaso es el ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte quien fue detenido hace unos meses por la policía de Guatemala, en donde ha estado esperando las ‘condiciones’ para supuestamente recibir el beneficio de tener suficientes pruebas que destruyan la débil acusación hecha por Yunez, su relevo en el gobierno veracruzano.
Los analistas políticos, coinciden en que en este caso de Duarte, ’el tamal ya está hecho’, y que lo más probable es que al estar en México luego de la extradición que con sonrisa cínica pidió el ex gobernante mexicano detenido (no el gobierno de México),sea considerado una blanca paloma y liberado; si no, al tiempo.
De última hora.- El senador Roberto Albores Gleason, refuerza sus líneas con Bayardo Robles Riqué, nombrándolo nuevo Secretario de Vinculación del PRI estatal en Chiapas, quien de entrada reconoció el esfuerzo del comiteco y dijo: “Es tiempo de que Chiapas hable y el PRI escuche”. Pues vaya que ya es tiempo de que eso suceda. Vamos a ver si logra unificar a los priistas de esta entidad.