OPINIÓN PÚBLICA

862
OPINIÓN PÚBLICA
OPINIÓN PÚBLICA

Por: Gonzalo Egremy
Evitar a Delincuentes

* En estos tiempos aciagos, los malhechores siguen actuando y ahora intentan, con engaños de ser inspectores, entrar a las viviendas.

La delincuencia se aprovecha de la desgracia que vive la población a raíz del terremoto del jueves, y con engaños intentan allanar viviendas para robar.
De acuerdo con diversas fuentes, al día existen en distintas zonas, entre dos y cuatro pretensiones de ladrones por ingresar a las casas-habitación.
“Tocan las puertas o timbres, asegurando que son “inspectores” de tal o cual dependencia y que acuden a revisar los daños que provocó el temblor (de la noche del jueves pasado)”, afirma un ama de casa.
Agrega que como no muestran gafete o identificación, al menos ella, no les permitió el ingreso a su casa a los tres presuntos delincuentes.
Los señalados de ladrones, tienen entre 23 y 26 años de edad; portan mochilas en las espaldas, calzan tenis y visten pantalones de mezclilla y playeras de colores desgastados.
“Me provocaron desconfianza porque traían el pelo largo, aun cuando dos de ellos tenían gorras viejas; a uno más le noté parte de un tatuaje entre el hombre y brazo y además, no traían la tabla que normalmente usan para anotar”.
El intento de allanamiento de domicilio, y probable robo, indican otras fuentes, está ocurriendo en edificios de departamentos o condominios ubicados al sur oriente y poniente de esta ciudad de Tapachula.
Las denuncias señalan que los presuntos delincuentes se han presentado en edificios conocidos como Casa Geo, en Solidaridad 2000 y en fraccionamientos populares de la misma zona.
Hasta hoy nadie se ha presentado al Ministerio Público a querellarse por el delito de robo en su domicilio, sin embargo debe destacarse que por desconfianza a esa representación social, pocas víctimas son las que denuncian.
En diversos círculos de la sociedad tapachulteca se sabe de la actuación de los delincuentes, que haciéndose pasar por empleados de tiendas departamentales, de empresas telefónicas y de Internet, entre otras muchas más, han allanado y robado en viviendas y en algunas residencias en la zona norte.
De ahí la importancia de capacitar a familiares que se quedan en casa, o a la muchacha que labora en la residencia, de no abrir la puerta a nadie extraño, y menos si dicen que son enviados de alguna dependencia o empresa para supuestamente revisar el interior de la casa.
También que la Secretaría de Salud, el Comité de Agua Potable y Alcantarillado, Protección Civil y demás dependencias, proporcionen identificaciones grandes, con fotografías, números de teléfono y visibles (amén de los oficios de comisión) a su personal que envían a las viviendas.
Porque no es moral ni ético que sobre la incertidumbre, el dolor y la desgracia por los sismos y lluvias que prevalecen, lleguen delincuentes a robar lo poquito que se tiene en las viviendas, ¿no cree usted?//Salud.