ALFIL NEGRO

777
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

 

El Gran Cuentero
Oscar D. Ballinas Lezama

“Todo listo para el regreso a clases”, dijo Aurelio Nuño, secretario de Educación, al anunciar para hoy lunes el inicio de clases en Chiapas; de paso amenazó con despidos o descuentos a los salarios de los maestros que no asistan a las escuelas, para cumplir con su trabajo.
Algunos profesores se quejaron de que la Secretaría de Educación les hizo noche el bono que les tocaba recibir la quincena pasada, bajo el argumento de que sería utilizado para ayudar a los damnificados, añadiendo los quejosos que ‘el horno no está para bollos’, ya que con los salarios que les pagan y el desmesurado aumento en servicios y productos, todos en este país se han convertido en necesitados.
Por otro lado, catedráticos y padres de familia de los centros escolares en esta entidad, tienen temor de que pueda suceder algún incidente o tragedia al regresar a ocupar los viejos edificios de muchas escuelas, los cuales no han sido revisados por expertos en la materia, si acaso algunos los echarán a andar ‘a ojo de buen cubero’, ya que ni siquiera Protección Civil cuenta con personal capacitado para detectar si las estructuras de esos centros escolares son en realidad un peligro para maestros y alumnos.
Según el Secretario de Educación, ya tiene una evaluación que considera hubo daños en 980 edificios escolares de la entidad, sin embargo, en la zona Costa, que fue una de las más dañadas por el sismo, en la mayoría de las escuelas los padres de familia afirman que ninguna autoridad ha llegado a pararse; como en Tapachula, que hay muchas escuelas con viejas estructuras, incluso existen en varias se tiene tiempo solicitando apoyo a la Secretaría de Educación para rehabilitar dichos centros educativos a punto de caer y Dios no lo quiera causar una tragedia en la que después todos terminen echándose la bolita por la responsabilidad de heridos o muertos que se den.
Primero Dios que no suceda una tragedia, sin embargo, habría que preguntarles al secretario de Educación Aurelio Nuño, y al titular en Chiapas, Roberto Domínguez Castellanos, por qué no contrataron expertos en la materia para que analizaran las estructuras de los edificios escolares y una vez certificada de que no representan un peligro, dar la ‘luz verde’ para que los ocupen sin peligro alguno.
“No se va apresurar el regreso a clases’, afirmó Nuño, quien además mencionó que tenía un balance de 980 edificios escolares dañados en Chiapas, sin embargo, en Tapachula la mayoría no ha recibido la visita de ninguna autoridad experta, para catalogar si la estructura de los edificios escolares pueden ser ocupados sin correr ningún riesgo.
Lo último que se supo, es que el Secretario del ramo en el Estado le echó la ‘bolita’ a maestros y padres de familia, para que sean éstos quienes determinen si las estructuras de las escuelas no van a caerse (como si los padres de familia y maestros fueran ingenieros o arquitectos), ni siquiera en Protección Civil federal o estatal se cuenta con gente capacitada en estos menesteres, ya no se diga con ingenieros o arquitectos, al menos con albañiles ‘media cuchara’ que detecten daños que puedan provocar un derrumbe de los inmuebles.
Por otro lado, es buena la decisión del gobernador Manuel Velasco Coello, de formalizar la petición a la auditoría Superior de la Federación y organismos fiscalizadores a nivel estatal, coadyuvar con estar pendientes de que los recursos para la reconstrucción de las zonas afectadas por el terremoto pasado, no vayan a ser desviados para provecho personal de los vivales de siempre, de ahí que el Ejecutivo Estatal les pidió que estén con ‘un ojo al gato y otro al garabato’.
“Los recursos de la reconstrucción deben ser aplicados en forma transparente, sean fondos públicos o privados, todos deberán llegar a las familias damnificadas; cada peso destinado para la reconstrucción en Chiapas deberá ser transparentado conforme a la ley”, precisó el mandatario chiapaneco, advirtiendo así que sobre aviso no hay engaño.
Por cierto, qué andaría haciendo en estos tiempos de huracanes y temblores el diputado Rubén Peñaloza, en comunidades de la zona alta, tomándose la foto con algunos campesinos despistados y afirmando en boletines oficiales que gestionará mobiliario para esos centros educativos, aunque no hayan sufrido daños por el terremoto.
Habitantes de la zona baja de Tapachula, argumentan que durante el tiempo que lleva ‘legislando’, supuestamente, éste ‘legislador’ no ha llegado ni a pararse, mucho menos a ofrecer ayuda ‘desinteresada’. ¿Será?
Priistas de la vieja guardia en Tapachula, nos hablaron para decirnos que no se debe descartar aún como candidato del PRI al costeño José Antonio Aguilar Bodegas, quien afirma peleará hasta el último minuto su derecho a participar en una votación democrática para elegir al abanderado rojo, y que no sea como ha sido durante muchos años, a base de ‘dedazo’.
Felicitaciones para el escritor tapachulteco, Gabriel Aguiar Ortega, hoy cumple un año menos de vida; lo que celebrará con tremendo bailongo, lo que aprovechará para tirar un poco de polilla’. Un abrazo de oso amigo.
Otro escritor y periodista chiapaneco, Eraclio Zepeda, ayer se nos adelantó a la otra vida, un cuentista muy bueno que dejó entre sus obras literarias:”asalto nocturno” y “horas de vuelo”, algunas novelas como:”las grandes lluvias” y “tocar el fuego”; recibió en el 2014,la medalla “Belisario Domínguez”. Descanse en paz el estimado amigo y maestro, ¡el gran cuentero chiapaneco!.