ALFIL NEGRO

850
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Porque de una manera u otra, Dios hará que se escuche su voz. (Jeffrey R. Holland)

Temen Otro Temblor
Oscar D. Ballinas Lezama

Doce días han pasado, desde que el último terremoto que cimbró todas las estructuras de México sin que hasta la fecha la mayoría de los damnificados encuentren consuelo a su pena, no obstante que la ayuda por parte de la sociedad civil y Gobiernos extranjeros ha llegado en tiempo y forma, se afirma.
Nuevamente crece el temor entre los mexicanos, sobre la actuación criminal de algunos gobernantes y funcionarios que puedan aprovechar la tragedia y el dolor humano para llevar agua a su molino, lo que sería un nuevo crimen como el del 85 en la Ciudad de México, y el del 2005 en Chiapas.
Para nadie es secreto que la mayoría de los dirigentes nacionales de los partidos políticos, no han querido desaprovechar los reflectores de esta tragedia provocada por los sismos; todos hablan, prometen una ayuda que sigue sin verse y en caso de que se diera, el dinero no sale del bolsillo de ninguno de ellos, porque es generado por los impuestos que pagan los mexicanos.
El caso es que ésta tribulación provocada por los fenómenos naturales parece no tener fin; los expertos predicen ya un nuevo temblor superior al que sacudió a Oaxaca y Chiapas el pasado 7 de Septiembre; explican que debido a la brecha sísmica localizada bajo la costa de Guerrero, aproximadamente a unos 300 kilómetros de la Ciudad de México, podría ‘darle la puntilla’ a este país.
Miguel Ángel Santoyo, geofísico investigador de la Universidad Autónoma de México, dice: “va a seguir temblando, la tendencia es que las magnitudes de las réplicas cada vez sean menores conforme pasa el tiempo, sin embargo, esto no implica que no pueda haber una réplica de magnitudes similares, incluso, a los sismos principales”, afirmó el geólogo, mientras los mexicanos piden que ‘la boca se le haga chicharrón’, porque ya no ven lo duro sino lo tupido; la gente ‘ya no quiere queso, sino salir de la ratonera’.
El geofísico menciona que toda la zona que comprende el Pacífico Sur del país es la de más sismicidad, añadiendo que también Michoacán es tendiente a sufrir este tipo de fenómenos naturales, por tal motivo exhorta a la gente y las autoridades a permanecer alertas.
Por su parte, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, advierte que la emergencia en el sur del país no ha terminado porque sigue temblando, amén de las intensas lluvias que continúan cayendo en Oaxaca y Chiapas, principalmente.
Por otro lado, los especialistas denunciaron graves problemas del incumplimiento de las normas de construcción en las ciudades del país, lo que se agrava con un temblor que los derrumba fácilmente, sin embargo, edificios tan altos como la Torre Latinoamericana, son un ejemplo de que cuando se construyen bien los inmuebles soportan muchos años los sismos, por fuerte que sean.
En otras cosas, el Gobierno de Chiapas representado por Manuel Velasco Coello, sigue librando la batalla para ayudar a la población damnificada a mantenerse en pie y con la esperanza de recibir la ayuda que provendrá del Gobierno Federal; mientras tanto, otras instituciones estatales siguen el ejemplo del ejecutivo chiapaneco, como en el caso del Supremo Tribunal de Justicia en donde su titular, Rutilio Escandón Cadenas, lidera el grupo de ayuda a los caídos por el sismo.
El Presidente del STJE manifestó: “tenemos claro que si todos unimos fuerzas, la colaboración será suficiente, es momento de que servidores públicos, familiares, amigos y ciudadanos en general, levantemos la mano por Chiapas, estamos llamados a fortalecer de manera urgente acciones que beneficien a nuestros hermanos en desgracia, demostremos que somos el estado más fuerte y capaz de salir adelante ante cualquier contingencia”.
Comentando otras cosas, padres de familia de la escuela “Paulino Trejo”, ubicada en el fraccionamiento Framboyanes, piden al Secretario de Educación que intervenga para sancionar a maestros de esa primaria, quienes al parecer los están obligando a comprar guías de estudio en 250 Pesos, lo que consideran un abuso, sobre todo en estos tiempos de terremotos, huracanes y reformas educativas que han puesto de cabeza a todo mundo.
Los mexicanos sobreviven en medio de calamidades, no sólo las provocadas por la madre naturaleza a través de la que Dios nos está hablando, sino también con los abusos impuestos por gobernantes, como en el caso del aumento en precios de las gasolinas y la energía eléctrica.
Para colmo de males, la delincuencia organizada sigue actuando a sus anchas, mientras la policía ‘siempre en vigilia’, o en paros y huelgas porque también se consideran parte de los que sufren injusticias. Que Dios nos agarre confesados.