OPINIÓN PÚBLICA

312
OPINIÓN PÚBLICA
OPINIÓN PÚBLICA

Fastidiosa Propaganda
Gonzalo Egremy

*A un mes de la pérdida de vidas y destrucción por el terremoto, a algunos politiqueros se les olvida el dolor de las familias, y ya se publicitan.

*En la Ciudad de México se han organizado grupos para quitar lonas y despintar bardas, amparados en uno de los artículos de la Ley Electoral.

Mientras las réplicas del terremoto, que mató a varias personas y destruyó viviendas, continúan, algunos politiqueros se sirven del dolor humano.
Exponiendo su hipocresía con las víctimas de los sismos, han mandado instalar enormes láminas sobre edificios, con leyendas de “estamos de pie”.
Bueno, hasta bardas pintadas y lonas con el texto de “la grandeza del pueblo ante la adversidad”, han instalado, y de paso su oronda figura.
Cuando ni siquiera acudieron a prestar auxilio y menos han otorgado alimentos, cobijas o aportado refugio a damnificados; solo se la viven en finos restaurantes en la “chorcha” soñando sorprender la buena fe del electorado.
Y lamentablemente lo anterior no es exclusivo de Tapachula, sino en casi todo el Estado (menos en la extensa región que domina el EZLN).
La propaganda política electoral, aun con el intento de ocultarla con frases y textos de pesar por los sismos, afean las vialidades de la entidad.
Pero además la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, prohíbe a esos politiqueros y partidos políticos instalar la publicidad en lugares que afecten la visibilidad de las vialidades.
Así como en postes de luz y de teléfonos, y lámparas del alumbrado público, en los semáforos y edificios públicos.
El Artículo 250 de la citada Ley indica: “En la colocación de propaganda electoral los partidos y candidatos observarán las reglas siguientes: No podrá colgarse en elementos del equipamiento urbano, ni obstaculizar en forma alguna la visibilidad de los señalamientos que permiten a las personas transitar y orientarse dentro de los centros de población.
“Las autoridades electorales competentes ordenarán el retiro de la propaganda electoral contraria a esta norma.
“Podrá colgarse o fijarse en inmuebles de propiedad privada, siempre que medie permiso escrito del propietario.
“Podrá colgarse o fijarse en los bastidores y mamparas de uso común que determinen las juntas locales y distritales ejecutivas del Instituto, previo acuerdo con las autoridades correspondientes.
“No podrá fijarse o pintarse en elementos del equipamiento urbano, carretero o ferroviario, ni en accidentes geográficos cualquiera que sea su régimen jurídico.
“No podrá colgarse, fijarse o pintarse en monumentos ni en edificios públicos”.
La ciudadanía y más, los damnificados de los sismos, han externado que en vez de que los politiqueros gasten el dinero público en pendones con sus figuras y colores del partido político al que pertenecen, destinen ese dinero a la reconstrucción de las viviendas y demás infraestructura dañada.
Porque es seguro que el dinero para la propaganda no salió de los bolsillos de los que, trastocando las normas jurídicas, se promocionan electoralmente.
La millonaria erogación para el pago de miles de pendones, así como para su instalación en los postes del alumbrado público, debió salir del erario.
Nunca antes, que se recuerde, los Alcaldes o Diputados locales agarraban millones de Pesos de las arcas públicas para promocionarse en otras localidades como actualmente ocurre.
Hasta los diputados localones, José Rodulfo Muñoz Campero y Rubén Peñaloza, se han mandado a diseñar enormes leyendas en un sinfín de bardas.
Los Regidores de los municipios inundados de propaganda, se muestran negligentes y omisos (algunas y algunos resultan ser familiares de los que ambicionan cargos), porque es su facultad ordenar, luego de sesionar, al Departamento de Limpia que retire los pendones, gallardetes y demás promociones electorales, si no quieren que grupos de ciudadanos tomen la iniciativa como en la Ciudad de México, ¿no cree usted?//Salud.