ALFIL NEGRO

693
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Sin Nada Para Nadie
Oscar D. Ballinas Lezama

Los cinco fantásticos en Chiapas siguen en los rumores que recorren la geografía de esta entidad fronteriza, mientras en los partidos políticos, sus dirigentes buscan acomodarlos como sus abanderados, sin embargo la moneda sigue en el aire y los jaloneos están a la orden del día.
Si bien los ciudadanos chiapanecos aún no saben oficialmente quiénes ‘brincarán a la palestra’, ya hacen sus apuestas entre Eduardo Ramírez Aguilar, Luis Armando Melgar, Rutilio Escandón Cadenas, José Antonio Aguilar Bodegas y Roberto Albores Gleason, quienes se mueven como ‘peces en el agua’ en el entramado político nacional y estatal.
Cada uno de ellos buscan participar como candidatos a la Gubernatura; todos con sus ventajas y desventajas se han esforzado por llegar a conformar el grupo de los posibles abanderados y lo han logrado con voluntad y trabajo.
No debemos olvidar que en las elecciones del 2018 participarán al menos ocho partidos políticos, aunque se ha dicho que a mediados de Diciembre próximo podría darse a conocer algunas posibles alianzas, y con ello saber ‘cómo va a mascar la iguana’ y cuál será el son que tendrán que bailar los suspirantes.
Hasta ahora, la lucha más enconada se ha dado entre los priistas Roberto Albores Gleason y José Antonio Aguilar Bodegas; por un lado el comiteco muestra algunas cartas marcadas con las que parece, tener ganada la partida y ser el próximo abanderado del PRI a la gubernatura de Chiapas.
Si bien el joven Senador oriundo de la tierra de los ‘cositías’ ha sabido manejar y aprovechar su posición como parlamentario al relacionarse con ‘gente pesada’ en la política nacional, lo que podría considerarse como una ventaja, hasta ahora carece de una estructura firme y de liderazgo en el partido tricolor, donde además hay una desbandada de militantes rebeldes.
Esa división feroz y el abandono de sus comités municipales, argumentan los analistas políticos en el Soconusco, conforman el talón de Aquiles de Albores Gleason, quien como candidato tendrá que trabajar a contracorriente en una misión que se antoja muy difícil, aunque no imposible.
Por otra parte, Josean es el hombre de la experiencia y quien podría ser la diferencia de un PRI en Chiapas que ya todos miran en la lona; el tapachulteco como candidato del tricolor podría darle un poco de respiro de votos, así como una enorme posibilidad de triunfo total.
El problema y desventaja para Aguilar Bodegas, es que el PRI ya le cerró la puerta negra con tres candados; mostrándole la dirigencia estatal una cerrazón totalmente antidemocrática y que el piso para las elecciones internas no será parejo; de ahí que el ex Secretario del Campo pudiera estar considerando los coqueteos que parece le están haciendo el PRD, PAN y MC, en caso de que fueran en alianza.
No hay que olvidar que Josean ya es viejo lobo de mar en estos menesteres de la política, por lo que cualquier otro partido opositor al PRI, sabedor de su activo político, pudiera aspirar a las posibilidades de triunfo con el tapachulteco.
Mientras tanto, en el PVEM la competencia interna también está impulsando a sus dos posibles aspirantes, Eduardo Ramírez Aguilar y Luis Armando Melgar, quienes han mantenido una competencia de caballeros y bajo acuerdos con los que cualquiera de ellos, perdiendo gana.
Esta es la otra dupla en la que quien tenga más saliva tragará más pinole, ambos llevan un paso impresionante en los trabajos desarrollados a lo largo y ancho de Chiapas, sin embargo, el ‘jaguar Negro’ nos parece que lleve cierta delantera al senador ambientalista, quien no parece inmutarse y ha seguido ‘todo echado para adelante’.
Quien no parece sudar ni acongojarse es Rutilio Escandón Cadenas, quien ‘pián pianito’ no ha dejado de avanzar en su acercamiento con organizaciones y grupos sociales, siempre dentro del marco de respeto que le permiten como ‘centinela de la casa de la justicia’.
Hasta ahora, no se ve al Magistrado Presidente haber estado o estar bajo la lupa de la discordia, al menos sus posibles opositores en la interna, tiene rato que entendieron cuáles son los chicharrones que truenan en el Partido de Regeneración Nacional; hasta Óscar Gurría, a quien le ‘llora el ojo’ por ser gobernador y tuvo que ‘meterse al aro’ y apuntalar lo que hasta ahora, parece ser una candidatura anunciada en la que Morena ya tiene su ‘gallo’ listo.
Habrá que esperar un poco más, primero para ver si los partidos deciden ir en alianza; luego habrá que determinar quiénes serán los candidatos y por qué partido político se la jugarán, sobre todo en la zona del Soconusco, donde el horno no está para bollos’ y el más chimuelo masca tachuelas.
Distinguen al doctor chiapaneco, Salvador Gilberto Sotres Arévalo, como ‘administrador del año 2017’ en Aguascalientes, donde ha destacado como un profesional que aporta con su inteligencia, beneficios al Gobierno de esa entidad.