ALFIL NEGRO

663
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

Por Oscar D. Ballinas Lezama
¡El Brujo!

Ciudadanos que viven en la Perla del Soconusco, se quejaron en contra de elementos de la Policía Municipal y Tránsito del Estado, quienes al parecer el día de ayer se desataron en los operativos que implementaron en puntos clave de la población.
Las multas se impusieron con cualquier pretexto, salvándose únicamente quienes aportaron la ‘cuota navideña’, que desafortunadamente al parecer fue la mayoría, los que rehúyen a los trámites burocráticos que se convierten en una verdadera pesadilla que al final los hace pagar más, eso lo saben sus victimarios y por eso se aprovechan de la situación.
Los operativos que deberían de servir para ayudar la fluidez en el intenso tráfico, los han convertido en zonas de trampas para ‘peinar parejo’ a los conductores, en vez de ocuparse por dirigir el tráfico vehicular en lugares donde se forman verdaderos cuellos de botella.
Mientras la ciudadanía está desprotegida ante la delincuencia que a diario cometen todo tipo de asaltos, así como crímenes a cualquier hora del día, los agentes de la Policía Municipal actúan en complicidad con los de Tránsito del Estado, para presuntamente atracar a los automovilistas; se han convertido en una verdadera pesadilla, sin que ninguna asociación civil ponga el grito en el cielo, simplemente guardan un silencio cómplice.
CANACO, CANACINTRA, COPARMEX, asociaciones de abogados, ingenieros, arquitectos, médicos, periodistas y demás, se quedan callados soportando la injusticia; mientras que no les quiten el celular o la televisión, todo mundo está en paz y conforme con lo que pueda pasarle a la sociedad que pertenecen; lo mismo sucede con las elecciones en las que poco o nada les importa quiénes sean los candidatos, les da lo mismo ‘Chana que Juana’, total, ¿qué tanto es tantito?
Quiénes serán los favorecidos con las ‘cuotas bajo el agua’ que reciben policías municipales y agentes de tránsito del estado, algunos presumen que los nuevos jefes de ambas corporaciones llegaron sedientos de dinero, porque nadie cree que esas ‘mordidas’ por la cual no se extienden recibos, vayan a parar a la tesorería. ¿Usted amable lector, cree que sí?
Quiénes más estarán metidos en ‘el ajo’; habría que investigar para felicitarlos, porque en este país de las maravillas no se castiga al que roba, sino al que no sabe robar y no representa a ninguna autoridad con licencia para extorsionar. Mientras el pueblo lo acepte con su silencio y conformismo, difícil será corregir esa práctica vergonzosa, ‘el que por su gusto muere, hasta la muerte le sabe’.
Gran escándalo nacional e internacional, siguen causando algunos priistas que conforman la lista de los innombrables; luego de que alguien filtrara información secreta y con ello abriera ‘la caja de Pandora’, de la que han salido los peores demonios que hablan de la presunta desviación de millones de pesos que hacía la Secretaría de Hacienda, supuestamente para destinarlo a las campañas de los candidatos del PRI, en diversos estados de la República Mexicana.
No cabe duda que el candidato de los tricolores, que busca llegar a Los Pinos, está recibiendo el ‘fuego amigo’ al igual que su cuatacho del alma Luís Videgaray, no olvidemos que ambos son ex secretarios de Hacienda, por lo que el presunto desvío de más de 240 mil millones de pesos para campañas priistas, es un duro golpe el cual al parecer se filtró de un lugar muy secreto, al que no cualquiera tiene acceso.
Nuevamente los priistas montaron un circo y le están creciendo los enanos, se le afeitó la mujer barbuda y los leones se le escaparon; el actuar de sus abanderados en los diversos cargos populares que han ostentado, no han sabido cumplir sirviendo a sus conciudadanos y se convirtieron en su peor enemigo, al implementar reformas como la energética que no sólo está ahorcando la débil economía del pueblo, sino que presuntamente han entregado a muchas empresas extranjeras el control del petróleo y la luz eléctrica.
Adolfo López Mateo, ex presidente de México, dijo en 1960: “Les Devuelvo la energía eléctrica, que es propiedad de la nación, pero no se confíen porque en años futuros, algunos malos mexicanos identificados con las peores causas del país, intentarán por medios sutiles entregar de nuevo el petróleo y nuestros recursos a los inversionistas extranjeros; ni un paso atrás, fue la consigna de Lázaro Cárdenas del Río, al nacionalizar nuestro petróleo”. ¡Brujo!