ALFIL NEGRO

588
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

“Luchen unidos por un mundo nuevo, por el mundo de la razón”. (Charles Chaplin)

Viento en Popa
Oscar D. Ballinas Lezama

Conforme los días avanzan en el país, sobre todo en Chiapas, crece la tensión por saber quiénes finalmente contenderán en las elecciones del próximo mes de Julio, así como también hay gran incertidumbre ante el panorama de que no se respete la democracia y los mexicanos sigan soportando las imposiciones de muchos representantes populares.
Chiapas, considerado desde hace más de cinco años como el ‘granero verde’ de los votos del país, es una entidad que -podríamos decir- se ‘cuece aparte’, porque además el magisterio representa aquí, al igual que en Oaxaca, una fuerza social muy importante que podría ser determinante en el peso de la balanza del próximo proceso electoral.
Se espera que las elecciones de este año, ciudadanos de todos los estratos sociales salgan a las urnas para emitir el sufragio, dejando atrás la indiferencia frustrante que durante décadas ha mostrado la mayoría, sobre todo la gente pensante que no tiene tanta necesidad de vender su voto al mejor postor.
Los mexicanos pueden hacer historia en este nuevo proceso electoral que se avecina; lo harían cumpliendo con su obligación civil de votar en las urnas, para elegir a conciencia a la mujer o el hombre que consideren puede ser un buen servidor público y podrán hacerlo mejor si analizan la radiografía política, social y humana de cada aspirante.
En días pasados estuvo en Chiapas Lorenzo Córdova Vianello, Consejero Presidente del Instituto Nacional Electoral, quien se presume vino a calar el ambiente político, y para ello se reunió con representantes de los organismos electorales locales que terminaron pintándole el panorama de que todo camina en orden, llevándose la visión de que ‘las elecciones en Chiapas van viento en popa’.
Córdova Vianello explicó que la autoridad electoral está dando seguimiento a las acciones que realiza el IEPC en esta zona fronteriza del sur de México; luego advirtió que todo acto de compra y coacción del voto constituye un delito, por lo que la mejor garantía frente a estas añejas prácticas es el ejercicio libre y consciente del sufragio de la ciudadanía.
Añadió, que la obligación constitucional que tienen todos los funcionarios públicos, federales, estatales y municipales, desde el Presidente de la República hasta los Regidores, pasando por legisladores, Gobernadores y Alcaldes, es la de regirse de principio a fin de las elecciones con imparcialidad.
El funcionario manifestó que en el proceso de fiscalización de las campañas de candidatos y partidos, el Instituto Nacional Electoral será exhaustivo, sobre todo en los casos ante un escenario de posible reelección, permitida en Chiapas a nivel municipal, para que no se utilicen los recursos del erario público para beneficio de las propias campañas, apuntó.
Finalmente, Lorenzo Córdova afirmó que el INE es un ancla la estabilidad política de esta nación; considerando que el próximo dos de Julio la vida del país seguirá, por lo que al iniciar las campañas electorales candidatas y candidatos deberán presentar, de cara a la sociedad, sus diagnósticos de los principales problemas y sus propuestas para resolverlos; a la autoridad electoral le compete vigilar el cumplimiento de la ley, concluyó diciendo.
La otra cara de la moneda que presenta el pueblo mexicano en estos tiempos de reformas, futbol, muros y elecciones, es el incremento de la pobreza ante los aumentos desmesurados de los precios en productos y servicios; sobre todo de la energía eléctrica y las gasolinas, que llevan aparejado el alza en el costo de todo lo demás.
Dicen que la esperanza muere al último, y este año los mexicanos se juegan una carta muy importante dentro del proceso electoral, que en la historia que hasta ahora se ha escrito en México no ha sido del todo transparente en al menos ochenta años atrás, lo que ha originado que a los aztecas les vaya como en feria y sigan siendo unos cuantos los que se comen el pastel completo, mientras más de 60 millones de los habitantes de esta nación viven en gran pobreza.
Para nadie es secreto que una de las principales causas de la desigualdad social en este país, ha sido la corrupción y la impunidad que han crecido como un cáncer, que está matando la economía y la esperanza de un pueblo que ya no ve lo duro, sino lo tupido.
Hasta Porfirio Díaz, expresidente de México, cuando salió del país reconoció el problema que ya desde entonces traen como una cruz sobre su espalda los mexicanos, y dijo: ”me voy con el llanto en los ojos, al saber que México cayó en manos de un grupo de cobardes corruptos”.