ALFIL NEGRO

670
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

La Silla China
Oscar D. Ballinas Lezama

Gran escándalo provocó la inclusión de Jaime Heliodoro Rodríguez Calderón en las boletas para elegir al Presidente de la República el próximo primero de Julio, toda vez que el INE lo había descalificado porque, presuntamente, hizo trampa con las firmas que necesitaba para lograr ser candidato independiente.
Una ola de repudio generalizado levantó la decisión del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación el autorizar que “El Bronco” participe como candidato a Los Pinos, haciendo caso omiso a la decisión que había tomado el INE para descalificarlo por irregularidades en el levantamiento de las firmas.
Para nadie es secreto que el INE no sólo determinó la descalificación del Gobernador con licencia de Nuevo León, sino que turnó su caso a la misma Fiscalía especializada en Delitos Electorales (FEPADE), donde aún no se resuelve este asunto, y como dijera un personaje cómico de la televisión, ni se resolverá.
Es claro que el Tribunal Electoral atrajo la inconformidad de casi todo el pueblo de México, recibiendo un golpe mortal en su credibilidad, si es que alguna vez lo tuvo, argumentan los inconformes que se han manifestado públicamente en todos los medios de comunicación, con ello está llevando la penitencia en el pecado.
Señalan algunos de los inconformes contra la actitud del TRIFE, que el haberle otorgado al ‘Bronco’ el derecho de participación para competir como candidato presidencial, es una muestra más de la corrupción e impunidad que prevalece en México, y con ello, los Magistrados cuestionados por la opinión pública también se llevaron entre las patas de los caballos al Gobierno Federal, específicamente al inquilino de Los Pinos, a quien entre bambalinas señalan como ‘la mano que meció la cuna’.
El senador Manuel Bartlett, coordinador del PT y viejo lobo de mar en estos menesteres, porque fue Secretario de Gobernación y sabe cómo ‘masca la iguana’ en cuestiones de mapachadas electorales, al amparo de ese conocimiento calificó de irregular la resolución del Tribunal, a pesar de que el INE descubrió al candidato haciendo trampas, chanchullos y falsificaciones.
En otras cosas, en Chiapas, los cuatro candidatos a ocupar la Gubernatura siguen esperando impacientes el arranque oficial de sus campañas, que de entrada serán muy cortas y austeras.
Por cierto, Rutilio Escandón Cadenas, candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, opinó en una entrevista ante los medios masivos de comunicación, que Chiapas debe impulsar la productividad del sector, garantizando que las actividades agrícolas, pecuarias y pesqueras sean mucho más rentables, para que generen ingresos dignos a las familias que viven de esas producciones.
El candidato al Gobierno del Estado consideró que dicho sector debe consolidarse como una fuente de crecimiento y productividad para que realmente sea una palanca del desarrollo para la entidad, en beneficio de toda la población.
“Es fundamental que exista una mayor coordinación entre el gobierno, los productores y la iniciativa privada, con la finalidad de resolver la falta de apoyos, subsidios y políticas públicas efectivas para incentivar la actividad productiva y su comercialización”, afirmó Escandón Cadenas.
Finalmente, el candidato a la Gubernatura chiapaneca afirmó que es urgente mejorar las condiciones de vida en las zonas rurales, donde se concentra la pobreza, la marginación y la exclusión social a nivel nacional.
En Tapachula se empezaron a colocar en el arrancadero del hándicap político, algunos de los pretensos de la ‘silla china’ y mucha gente ve con buenos ojos que entre ellos se encuentre ya registrado como candidato, el exdiputado federal Enrique Zamora Morlet, quien no obstante de ser un político joven, ha demostrado enorme voluntad de servicio a sus conciudadanos, así como una acrisolada honradez, que dígase lo que se diga es un atributo difícil de encontrar en la sociedad, sobre todo entre los políticos, y esa es una de las grandes virtudes del también Exsecretario de la Frontera Sur.
Nadie puede negar que Zamora Morlet se ha distinguido por su tesonero esfuerzo de buscar trincheras políticas desde las cuales ha tendido la mano a infinidad de sus conciudadanos, sin importar sexo, color, partido político o religión; eso lo puso en la balanza de los que se han ganado a pulso el derecho de una candidatura, para seguir sirviendo a la ciudadanía.
Es fácil criticar viendo los toros desde la barrera, sin embargo, pocos son los que se atreven a volar al nido de las águilas y trabajar no solamente con voluntad y capacidad, sino hacerlo con honestidad como lo ha hecho él en todos los cargos públicos y de elección popular que ha desempeñado, las pruebas hablan, están a la vista, el sol no puede taparse con un dedo.
Hay que poner en la balanza del pueblo a los que pretenden ocupar la silla china, analizar su pasado y su presente; entre gitanos no podemos leernos las manos, conocemos la trayectoria que cada uno ha tenido dentro de la sociedad; sobre eso debemos hacer nuestro juicio para elegir a un buen Presidente Municipal, ya basta de gente sinvergüenza, de filibusteros que sólo llegan a saquear las arcas públicas.