ALFIL NEGRO

809
ALFIL NEGRO
ALFIL NEGRO

 

Propuestas Coincidentes
Oscar D. Ballinas Lezama

Los tres candidatos punteros a la Gubernatura de Chiapas, coinciden en la urgente necesidad de combatir la corrupción y la impunidad; flagelos que están destruyendo no solamente a la sociedad chiapaneca, sino a la de todo el país.
Otra de sus coincidencias de campaña es su discurso sobre la preocupación que manifiestan tener en lo referente a las necesidades del campo; cada uno de los candidatos ofrece una solución a su manera y lo ha puesto sobre la mesa del pueblo.
Lo mismo han manifestado sobre el impulso que necesita el turismo, la educación, pesca, creación de empleos, producción agrícola, la economía fundamentada en la pequeña y mediana empresa, la industria de la construcción, así como lo que corresponde al sector Salud, entre otros problemas que desde su óptica de candidatos, aseguran haberse dado cuenta que conforman las prioridades del gobierno chiapaneco.
Anoche, los cuatro aspirantes a relevar en el cargo de gobernador a Manuel Velasco Coello, se supone que insistirían en sus propuestas consideradas viables, afortunadamente, todos ellos son hombres de buena fe y con espíritu de servicio, por lo que los votantes tendrán que analizarlos con lupa para decidir su voto en esta carrera parejera del hándicap político en Chiapas.
Conociendo la calidad de personas que son todos ellos, difícilmente se podrá evaluar su capacidad administrativa, su espíritu de servicio y su honradez, por alguna falla técnica o mental, debido a la presión de los medios y los espectadores, que tendrán todo el tiempo para verlos.
Sin embargo, el intercambio de ideas que sostuvieron ayer domingo servirá para evaluar el aplomo que demuestren tener en circunstancias adversas, lo que puede costarles algunos puntos a favor o en contra, según los califiquen quienes observaron el evento; por otro lado, cada uno de los candidatos es conocido por la sociedad chiapaneca que, de entrada, parece ser que ya los evaluó conforme al desempeño que han tenido en los diversos cargos públicos o de elección popular, así como por su comportamiento en la vida privada.
En lo que se refiere a las encuestas que pululan en redes sociales y otros medios de comunicación más serios, la mayoría coincide en una ventaja para el abanderado de la coalición ‘Juntos Haremos Historia’, mientras que los representantes de ‘Todos por Chiapas’ y ‘Por México al Frente’, vienen luchando hombro con hombro y acelerando cada vez más el paso, para tratar de emparejarse con el puntero.
Lo destacable en este proceso electoral en la entidad, es que los aspirantes a la Gubernatura se han dedicado más a la propuesta de sus proyectos que a la guerra sucia en las redes sociales y los medios más serios de la comunicación, lo que marca una gran diferencia con lo que viene sucediendo a nivel nacional, donde se están dando hasta con la cubeta.
En Chiapas será el que tenga más saliva quien trague más pinole, no se duda que a partir de este lunes 14 de Mayo los candidatos van apretar el paso, porque el cierre se vislumbra cardiaco y el triunfo podría ser por una nariz; dependerá del esfuerzo y de la popularidad que tengan para despegarse de sus adversarios y triunfar por más de un cuerpo en la recta final.
Hasta ahora, el proceso electoral chiapaneco está dando un ejemplo de civilidad, por lo que no se duda que las elecciones se llevarán a cabo en un ambiente de cordialidad, donde no aparezca la violencia y se permita al pueblo ejercer libremente su voluntad en las urnas.
A nivel nacional el candidato de ‘Juntos Haremos Historia’, también lleva la delantera y según los medios de comunicación, la ventaja es cada día más grande sobre sus adversarios que no han podido descontar esa distancia; por otro lado, se han empecinado en incrementar los dimes y diretes en contra del tabasqueño y eso, en vez de ayudarlos les ha restado fuerzas.
Duro paquete tienen los políticos que participan en esta contienda electoral en México, ya que tienen que recuperar la confianza de la población, una misión sumamente difícil en un país donde el hartazgo contra la mayoría de sus gobernantes y partidos políticos han rebasado lo tolerable, sin embargo, no hay peor lucha que la que no se hace, sobre todo a nivel nacional en donde el horno no está para bollos.